Si alguna vez te has pasado por un desguace, seguro que te has quedado impactado por algunos coches abandonados de máximo lujo. Hoy te traemos y recordamos un vehículo destrozado que se encontró en Rusia hace dos años. 

En este caso, fue descubierto en un garaje y todo indica que sufrió un aparatoso accidente. ¿El motivo? Quién sabe... Quizá por una velocidad inadecuada, unida a la poca destreza del conductor, o incluso por una carrera ilegal.   

Galería: Un Lamborhini Murciélago con 400.000 kilómetros

Independientemente del motivo, la realidad es que el superdeportivo necesitaba una millonaria reparación. ¿Alguien se habrá apiadado de él en estos dos años y lo habrá restaurado? Lamentablemente, no lo sabemos.

Como puedes comprobar en la imagen que encabeza esta noticia, el biplaza italiano mostraba muchos desperfectos. Por ejemplo, la puerta derecha estaba arrancada y el coche ni siquiera tenía ruedas, sino que estaba apoyado en un soporte. 

En aquel momento, todo indicaba que el propietario había abandonado el vehículo o, si no lo había hecho, no tenía ninguna prisa por arreglarlo. Quizá haya salido a subasta para poder recobrar la vida gracias a un millonario...

Eso sí, la reparación no sería precisamente barata, pero creemos que merece la pena 'resucitar' un deportivo con un glorioso motor 6.2 V12 atmosférico, capaz de desarrollar 580 CV y que firma una brutal aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos. 

El Murciélago, predecesor del Aventador (a punto de jubilarse), estuvo a la venta entre los años 2001 y 2011, y declaraba una velocidad máxima de 333 km/h. Sin duda, se trataba de uno de los coches más exclusivos de aquella época. 

Si tuvieras dinero, ¿habrías restaurado este coche? Nos parecen muy interesantes todas vuestras opiniones, así que estamos deseando leeros en nuestros perfiles de redes sociales.