Countach: ¿qué significa? A la espera de conocer el nuevo Lamborghini Countach, el deportivo anunciado hace unos días por la firma del toro, ¿por qué no repasar el significado del nombre y (sobre todo) aprender a pronunciarlo a la perfección, para estar totalmente preparado en las charlas con los amigos y/o cuñados?

En primer lugar, un spoiler: no, curiosamente no es el nombre de un toro bravo o de nada relacionado con la tauromaquia, como sucede con la gran mayoría de los modelos de Sant'Agata.

Una elección, por cierto, que se debe tanto al signo zodiacal de Ferruccio Lamborghini como al hecho de que los toros de lidia se adaptaban bien al carácter de los coches de la marca, desde el Miura al Aventador, pasando por el Diablo y el Huracán.

Hay muy pocas excepciones, como el Sesto Elemento, el Silhouette o el Countach, por poner algunos ejemplos. Y al hablar del Countach, lo hacemos de una palabra que ni siquiera se emplea en el Motor Valley.

Un término del dialecto piamontés

De hecho, es un término nacido en el dialecto piamontés, y necesita el apoyo del alfabeto fonético internacional: se pronuncia [kuŋˈtaʧ], así, con el acento en la 'a', y con las consonantes "tsc" al final.

Lamborghini Countach 1971-1990

Más o menos su traducción literal es "contagio", pero en realidad se ha convertido en una exclamación de asombro, ante algo extraordinario o exagerado: más o menos como decir en italiano "perbacco!" o "accipicchia!" (¡caramba! o ¡por dios!).

¿Por qué Countach? El relato de Gandini

La elección del nombre del Lamborghini Countach se explica por la figura de Marcello Gandini, diseñador del primer prototipo, el LP 500, para Bertone. En el equipo que preparó el coche para el salón de Ginebra de 1971, con muchas horas de trabajo, incluso de noche, había un perfilador del Piamonte que solo hablaba en el dialecto local y que exclamaba la palabra 'countach' muy a menudo.

A los 00:06 la palabra Countach pronunciada por Marcello Gandini

En tono de broma, surgió la idea de llamar al coche así: el nombre atraía, entre otras cosas, por su buena interpretación en otros idiomas. De hecho, muchas personas debieron expresar su asombro cuando vieron el prototipo.

El significado histórico de la palabra

Sin embargo, originalmente, countach significaba "contagio". Tenemos que retroceder en el tiempo, hasta la terrible peste de 1630 que asoló la ciudad de Turín: "il contagio" se llamaba "ël contacc", y probablemente se inició la costumbre de exclamar la palabra "Contacc!", bien como grito de desesperación, bien como advertencia para mantenerse alejado.

Un significado desagradable, que nos remite a tiempos históricos de pandemia, pero el término pronto adquirió una connotación diferente, de asombro. Muy adecuado, pues, para un coche que lleva la firma de Lamborghini.

Galería: Lamborghini Countach (1972-1990)