A partir del próximo 20 de agosto, será un poco más difícil conseguir la famosa salchicha currywurst de Volkswagen en su propia fábrica de Wolfsburgo. ¿El motivo? Una de las cafeterías del complejo se convertirá en totalmente vegetariana, según Wolfsburger Nachrichten.

Una medida tan llamativa como curiosa, que forma parte del objetivo global del jefe de cocina del fabricante de automóviles: no servir carne de granjas industriales en las instalaciones de la marca, de cara a 2025.

Pero aún hay esperanza. La decisión de eliminar las salchichas del menú solo afecta, por ahora, al restaurante que se encuentra en la sede administrativa. A partir del 20 de agosto, la comida allí será vegetariana, incluyendo hamburguesas de berenjena o empanadillas de yaca.

Galería: Volkswagen Golf R Variant 2021

En un post de LinkedIn, el director general de VW, Herbert Diess, habló brevemente con el jefe de Gastronomía y Catering, Nils Potthast. Diess dijo que el currywurst vegano ya está disponible en algunas de las cafeterías del fabricante de automóviles.

Todo ello forma parte de un objetivo más amplio de ofrecer menos carne, más verduras y mejores ingredientes para que los trabajadores del fabricante de automóviles sean más sanos.

Puede sonar a broma, pero el tema es más importante de lo que pudiera parecer. Hace relativamente poco, los empleados de la firma tuvieron que luchar por mantener las currywurst en el menú de algunas zonas de comida.

Sin ir más lejos, cuando el fabricante de automóviles dejó de servir currywurst a los trabajadores de la cadena de montaje del Golf, en Wolfsburgo, llevaron su queja al sindicato y consiguieron restablecer la situación, según Wolfsburger Nachrichten.

Para quienes no estén familiarizados con ella, la currywurst consiste generalmente en una salchicha de cerdo, similar a una 'hotdog' o una bratwurst, que se cubre con una salsa picante, que suele estar basada en una especie de ketchup con "un poco más de sabor". Casi siempre se sirven con patatas fritas y, de hecho, suelen encontrarse en puestos callejeros que las venden y la salsa se encuentra fácil en los supermercados.

Volkswagen empezó a fabricar su propia currywurst en una carnicería de la fábrica de Wolfsburgo en 1973. La empresa fabrica 18.000 salchichas al día, lo que significa que VW produce allí más currywurst que coches. Poca broma con esto...

Fuentes: Wolfsburger Nachrichten y LinkedIn