Sin duda el Chevrolet Camaro es uno de esos modelos americanos que se cuela entre los auténticos iconos de la historia del automóvil en Estados Unidos. Un pony car de General Motors que ha sobrevivido durante más de cinco décadas, aunque es cierto que desapareció durante algunos años, entre 2002 y 2010.

El modelo, caracterizado por los grandes motores V8 de sus versiones tope de gama, como el Camaro ZL1 de 659 CV, podría dejar atrás los motores de combustión en su próxima generación, para convertirse en un coche completamente eléctrico.

Así lo aseguran desde Automotive News, donde hablan de que el siguiente Camaro abandonaría los motores de gasolina, a favor de sistemas de propulsión 100% eléctricos, para adoptar una filosofía de cero emisiones en este producto con aspiraciones deportivas.

Chevrolet Camaro eCOPO
Chevrolet Camaro eCOPO

Cuestión de supervivencia

Todos sabemos que el mundo del automóvil está girando decididamente hacia los coches eléctricos, y no debe quedar ningún fabricante que no esté trabajando ya en sus próximas generaciones de modelos electrificados, desde marcas generalistas hasta las de lujo, como Ferrari, Porsche o Lamborghini.

Por tanto no es de extrañar que el gigante estadounidense General Motors, que prevé una inversión de 30.000 millones de euros hasta 2025 y un cambio de logotipo, se esté planteando el futuro de todos sus modelos, incluido el Chevrolet Camaro que nos ocupa.

Galería: Chevrolet Camaro eCOPO

A decir verdad, ya hemos visto en alguna ocasión una versión eléctrica de este pony car americano, el llamado eCOPO, que se presentó en el SEMA Show de Las Vegas del año 2018, con dos motores eléctricos, 700 CV de potencia y 814 Nm de par motor máximo.

Así pues, lo cierto es que potencia, par y prestaciones no le faltarían a un hipotético Camaro eléctrico de nueva generación, pero es cierto que se echaría de menos el ronroneo del motor V8, que hasta ahora era la auténtica banda sonora de las carreteras estadounidenses.

Es posible que la tecnología eléctrica para el próximo Camaro, que debería presentarse cuando se retira la generación actual, en el año 2024,  tome como punto de partida el citado Chevrolet Camaro eCOPO. Es muy probable también que, para entonces, recurra a las baterías Ultium presentadas por el grupo, de entre 50 y 200 kWh de capacidad.