Ambos modelos compitieron a finales de los años 70.

Cada año, las diversas subastas organizadas en el marco del Concurso de Elegancia de Pebble Beach, en California, están llenas de pepitas de oro de todo tipo. En esta caso es la casa de subastas Gooding & Company, la que pondrá a la venta, los días 13 y 14 de agosto, dos ejemplares del Porsche 935, ambos compitieron a finales de los años 70.

El Porsche 935, que fue desarrollado e introducido para la categoría del Grupo 5 en 1976, dominó el Campeonato de Resistencia, ganando las 24 Horas de Le Mans, las 24 Horas de Daytona y las 12 Horas de Sebring.

Galería: Dos Porsche 935 a subasta

Todas estas victorias fueron conseguidas por el equipo oficial, es decir, Porsche, así como por equipos privados que adquirían modelos directamente de la fábrica o de los preparadores especializados de la época, como Kremer Racing.

El primero de ellos es un chasis 935 K3 de 1980 encargado por el equipo Interscope Racing para competir en el campeonato IMSA durante las temporadas 1981 y 1982. Este chasis es uno de los modelos 935 K3 preparados por Kremer Racing, la versión más exitosa del 935.

Porsche 935

Fue conducido por Danny Ongais, Bill Whittington y el propietario del equipo Interscope Racing, Ted Field. El coche terminó en segundo lugar en los Sprints de Primavera IMSA en el circuito Road Atlanta, en 1982.

También compitió en otras carreras de todo el mundo, como las 12 Horas de Sebring de 1982, las 6 Horas de Riverside de 1982 y los 1.000 kilómetros de Suzuka de 1981. El chasis lleva varios años compitiendo en eventos de vehículos históricos y también fue premiado como 'Mejor de la clase' en el Amelia Island Concours d'Elegance en 2021.

Porsche 935

Esta versión, cuyo valor se estima entre 2,5 y 3 millones de dólares, se pondrá a la venta junto a otro Porsche, un 934/5 de 1977 con los colores del equipo Brumos. Este modelo fue diseñado para competir en la serie americana IMSA, y es uno de los diez únicos ensamblados por Porsche.

Fue inscrito en las 12 Horas de Sebring de 1977 por el equipo Brumos Racing con Peter Gregg y Jim Busby al volante. Tras una pole position en la jornada de clasificación, este chasis terminó tercero en la carrera definitiva.

Porsche 935

Posteriormente, Jim Busby adquirió el coche después de la carrera y lo inscribió en numerosos eventos. Terminó segundo en Laguna Seca en 1977, y en 1978 el coche se vendió a un tal Monte Shelton que lo inscribió como un 935. No es un 935 real, por lo que la estimación es un poco más baja que el modelo mencionado, ya que costará entre 1,3 y 1,6 millones de dólares su compra.

Fuente: Motor1.com Francia