Tiene el aspecto del Batmóvil, pero es un monoplaza eléctrico.

Hay una célebre frase de uno de los mejores deportistas de la historia que dice: “Vuela como una mariposa, pica como una abeja”. Muhammad Ali no se estaba refiriendo a ningún coche, pero estas palabras coinciden plenamente con la filosofía del McMurtry Spierling.

El pequeño hiperdeportivo tuvo su estreno mundial en el pasado Goodwood Festival of Speed 2021. Cuenta con una relación potencia/peso cercana al caballo de fuerza por kilo, con lo que lo dicho por el cuatro veces campeón del mundo de peso pesado no es solo una simple metáfora.

McMurtry Spierling

Un eléctrico poco común

La primera vez que se ve este McMurtry Spierling, a todos se nos viene a la mente el Batmóvil. Con una carrocería totalmente en fibra de carbono, lo que aligera en gran medida su peso, solo tiene un asiento, y está diseñado para transformar un automóvil en un verdadero coche de carreras.

El alerón trasero se puede ajustar directamente desde el cockpit, aunque hay una sorpresa para los más puristas. A pesar de ser un vehículo eléctrico, este McMurtry Spierling tiene una caja de cambios manual, algo muy extraño en este tipo de coches que se impulsan con electricidad.

McMurtry Spierling

Potencia eléctrica sin renunciar al sonido

Sin embargo, lo que más sorprende en este minúsculo hiperdeportivo es su sonido. En lugar de reproducir un rugido por los altavoces, se genera de manera real mediante dos turbinas cercanas a 80 CV cada una. Así pues, es capaz de alcanzar 120 dB, similar al ruido que produce el motor de un avión en marcha.

El Spielberg cuenta con 1.014 CV de potencia, los cuales se entregan en las ruedas traseras. También tiene una batería de 60 kWh la cual hace que el coche pueda ir a su máxima velocidad de 30 a 60 minutos sin necesidad de ser recargado.

McMurtry Spierling

Un futuro ambicioso

El rendimiento de este potente y pequeño vehículo mejora gracias al sistema de aerodinámica activa, aunque la compañía de Bristol aún no ha dado más detalles. Lo que sí han aclarado es que su objetivo es ofrecer una visión para los coches de carreras del futuro, como exponen en su propia web:

“Nuestros modelos están destinados a demostrar la superioridad de lo compacto sobre la velocidad. Después del Spierling, McMurtry lanzará un programa dedicado al desarrollo de nuevos coches que batirán récords, con el fin de demostrar todo su potencial en el automovilismo”.

Galería: McMurtry Spierling

Sin duda, son unas palabras de ambición, aunque si todos sus coches van a ser como el McMurtry Spierling, está claro que dejará a más de uno con la boca abierta.