El Mazda6 también debería integrar esta mecánica.

Se está hablando mucho de la próxima generación de los Mazda6 y CX-5. Si nos centramos en el SUV, el auténtico superventas de la marca, va a recibir una nueva plataforma, algo lógico en una nueva entrega, y también un motor de seis cilindros en línea. 

A través de una rueda de prensa en Australia, el director general de Mazda en aquel país, Vinesh Bhindi, ha confirmado ambas informaciones. En principio, con la berlina debería ocurrir lo mismo, pero tendremos que esperar a que se haga oficial.

Galería: Mazda CX-5 2018, prueba a fondo

"Mazda sigue invirtiendo en motores de combustión de alta eficiencia, como por ejemplo el SKYACTIV-X, y también en la nueva generación de la familia de propulsores de seis cilindros en línea, que impulsará nuestros productos de nueva generación de plataforma grande, como el CX-5", ha explicado Bhindi.

De momento, no tenemos ningún dato técnico acerca de la mecánica. Un artículo a comienzos de este año decía que Mazda iniciará la producción de vehículos de propulsión y con este motor a comienzos de 2022.

No sabemos si habrá motores turbodiésel SKYACTIV-D en el próximo CX-5, aunque parece que se está trabajando en versiones híbridas, si bien no sabemos con exactitud de qué tipo.

Por lo tanto, esperamos una presentación del nuevo Mazda CX-5 para finales de este año o inicios de 2022. Debería seguirle el Mazda6 con los mismos mimbres que el todocamino compacto.

Curiosamente, el CX-5 actual, a pesar la pandemia y de ser ya un modelo veterano, firmó más de 360.000 ventas el año pasado, por lo que se le puede considerar una 'máquina de hacer dinero' para el fabricante japonés.

Desde luego, el nuevo modelo debería seguir atrayendo a más clientes. Suponemos que la filosofía estética KODO seguirá siendo la base a la hora de crear este proyecto, pero lo cierto es que Mazda está guardando con mucho celo este todocamino. 

Fuente: CarSales