Las marcas francesa y croata ahora son una única empresa.

Tras meses de rumores sobre la posible compra del fabricante francés Bugatti por parte de la compañía croata Rimac, la noticia ya es oficial. Porsche, Rimac y Bugatti han creado una nueva compañía denominada Bugatti-Rimac, que se dedicará, lógicamente, a la fabricación de hiperdeportivos.

Esta nueva empresa tendrá su sede en Zagreb, la capital de Croacia, y abrirá sus puertas hacia finales de año. Con este movimiento, la firma de ingeniería croata posee el 55% del accionariado de la 'joint venture' Bugatti-Rimac, mientras que Porsche cuenta con el otro 45%.

Además, como ya sabíamos, Porsche sigue siendo propietario de un 24% de Rimac, después de varias rondas de inversión, la última de ellas en el mes de marzo, en la que la compañía alemana inyectó 83 millones de euros a la firma de vehículos eléctricos de Mate Rimac.

Galería: Rimac Nevera

En principio, la nueva Bugatti-Rimac producirá inicialmente dos vehículos: por un lado el Chiron con motor W16, por ahora bajo el nombre de Bugatti, y el nuevo hiperdeportivo eléctrico Rimac Nevera.

Por lo que sabemos, el Bugatti Chiron seguirá fabricándose en Molsheim, Francia, dado que no tendría ningún sentido mover la producción del modelo, pero en un futuro el catálogo de Bugatti-Rimac contará con coches de desarrollo conjunto, probablemente híbridos y eléctricos todos ellos.

En todo caso, los planes de la nueva compañía son todavía un misterio, y suponemos que en los próximos meses o años conoceremos un plan de producto que dibuje con mayor precisión su futuro más cercano.

Bugatti Chiron Super Sport (2021)
Rimac Nevera

"Esta joint venture es la culminación provisional de una cadena de inversiones estratégicas", asegura Lutz Meschke, miembro del Consejo de Porsche. "Ya compramos las primeras acciones de Rimac en 2018 y hemos incrementado satisfactoriamente nuestra participación desde entonces. Establecimos desde el principio una relación cercana con Mate y su extremadamente innovador equipo".

Tanto Meschke como el CEO de Porsche, Oliver Blume, serán ambos miembros del consejo supervisor de la nueva compañía, mientras que Mate Rimac será el CEO de Bugatti-Rimac.

"Este es realmente un momento emocionante", comenta Rimac. "Rimac Automobili ha crecido muy rápido y la joint venture lleva la compañía a un nivel totalmente nuevo. Bugatti y Rimac combinan perfectamente y ambas continuarán siendo un activo importante. Juntos ahondaremos en nuestro conocimiento, nuestras tecnologías y nuestros recursos con el objetivo de crear proyectos muy especiales en el futuro".