Los coches voladores no son exactamente un concepto novedoso, pero muy pocos de estos vehículos realizan su primer vuelo o al menos prueban sus prototipos en público. Klein Vision ha completado, con éxito, esa fase con el AirCar y su primer vuelo interurbano. Al cumplir este hito clave en su fase de desarrollo, el AirCar se acerca, un poco más, a su silueta definitiva de producción.

El prototipo ha sido conducido/pilotado por su inventor, el profesor Stefan Klein, y su cofundador, Anton Zajac, en el vuelo interurbano del proyecto, que tuvo lugar el pasado 28 de junio. Se trató de un vuelo de 35 minutos, que tuvo lugar entre los aeropuertos internacionales de Nitra y Bratislava, en Eslovaquia, en lo que ha sido el 142º aterrizaje con éxito del AirCar.

Galería: AirCar, coche volador

A diferencia de otros coches voladores que hemos visto antes, el AirCar es un vehículo de modo dual (coche-avión), que puede transformarse de automóvil a aeronave en menos de tres minutos, como si de un coche de superagente secreto se tratase.

Sus alas y su cola pueden desplegarse/retirarse, con lo que el vehículo pasa de ser un 'coche deportivo' de cuatro ruedas a un avión en toda regla. Sin embargo, el AirCar aún no está listo al 100% y no se puede guardar en el garaje sin más: necesitas vivir cerca de un aeródromo o disponer de tu propia pista de aterrizaje, si es que te lo puedes permitir.

AirCar de Klein Vision, primer vuelo

Sabemos que hay dos prototipos del AirCar. El Prototipo 1, que funciona con combustible normal, está propulsado por un motor de origen BMW, que proporciona una potencia de 160 CV a una hélice fija.

AirCar de Klein Vision, primer vuelo

Esta aeronave ya ha realizado más de 40 horas de vuelos de prueba bajo la supervisión de la Autoridad de Aviación Civil. Ya ha volado hasta 8.200 pies (2.500 metros) de altitud y ha alcanzado una velocidad máxima de crucero de 118 millas por hora (190 km/h).

AirCar de Klein Vision, primer vuelo

El segundo prototipo, el Prototipo 2, es más potente. Con un motor de 300 CV en su interior, ha recibido la certificación de avión EASA CS-23, con un permiso de circulación M1. Tiene una hélice de paso variable y se espera que ofrezca una velocidad de crucero de 300 km/h, con una autonomía aproximada de 1.000 kilómetros.

AirCar de Klein Vision, primer vuelo

Por el momento, no hay ninguna fecha oficial anunciada para una versión de producción del AirCar, pero queda claro que gracias a su primer vuelo interurbano en Eslovaquia, el modelo definitivo parece estar más cerca.

Fuente: Klein Vision, vía YouTube