Desarrollado por KleinVision, este curioso modelo pasa de modo coche a modo avión con tan solo pulsar un botón.

A decir verdad, en los últimos tiempos hemos visto un montón de prototipos de coches voladores, que jamás han llegado a pisar el asfalto... y mucho menos, a surcar los cielos.

De hecho, más que curiosos vehículos nacidos para volar, parecían aeroplanos con ruedas y volante, en muchos casos peligrosos, caros y hasta feos.

Pero esta vez, parece que la historia podría ser diferente y que podríamos estar ante algo que sí podría funcionar. Stefan Klein, un excéntrico alemán con mucha experiencia en el campo, ha creado el AirCar, un prototipo muy prometedor, tal y como se puede comprobar en el vídeo que cierra este post.

Galería: AirCar, coche volador

De coche a avión, en solo un clic

El proyecto KleinVision AirCar tiene como objetivo simplificar la idea del coche volador, convirtiéndolo en una experiencia más realista. El conductor puede pasar rápidamente del modo de carretera al modo de aire con tan solo pulsar un botón, mientras los pasajeros viajan cómodamente en la cabina.

Al pasar de la configuración de coche a la de avión, la parte trasera (incluyendo los apéndices aerodinámicos) se despliega para adaptarse a la nueva configuración y también para dejar sitio a las alas, que surgen desde un compartimento ubicado dentro de la carrocería.

Dicho esto, aunque el AirCar luce mejor que otros de los 'inventos' que hemos visto en el pasado, sigue sin ser capaz de pasar inadvertido, cuando circula por carretera. A fin de cuentas, su enorme hélice queda a la vista en la parte trasera.

En resumen, el AirCar puede haber dado con la clave para tener éxito, pero no será fácil conseguir el permiso para homologarlo como coche y como avión... sobre todo, en los países europeos.

¿Llegará a venderse en algún momento? Me temo que no tenemos respuesta para esa pregunta, pero la idea de un coche volador siempre será increíblemente emocionante. Sin más, te dejamos con el vídeo en el que puedes ver a este curioso vehículo en acción.

Fuente: Motor1.com Italia