Tras el reciente nombramiento de Jean-Pierre Ploué como responsable de Diseño de Lancia, la marca italiana protagoniza otra noticia interesante: su plan de novedades entre 2024 y 2027. Según Automotive News, el fabricante transalpino estrenará un urbano, un compacto y un SUV en ese intervalo de tiempo.

Con estas primicias, queda patente que Stellantis quiere que Lancia resurja de sus cenizas. Carlos Tavares ha declarado en repetidas ocasiones que ve en ella un símbolo de la elegancia italiana, con un gran potencial para otros mercados.

Galería: Lancia Ypsilon 2021

Si empezamos por el urbano, es probable que se trate del nuevo Ypsilon, que podría llegar a mediados de 2024 y ser el primer coche eléctrico en los 115 años de historia de Lancia. En principio, también habrá una variante de gasolina. 

Probablemente se fabricará en Tychy, Polonia, y se basará en la segunda generación de la plataforma eCMP, que se implementará en los modelos que salgan a partir de finales de 2022.

En cuanto al SUV, se espera para el primer trimestre de 2026, será exclusivamente eléctrico y se sustentará sobre la plataforma STLA de Stellantis (antes conocida como eVMP). Según algunos rumores también recogidos por Automotive News, este modelo podría producirse en la planta de Melfi, donde ya se ensamblan los Jeep Renegade y Compass, así como el Fiat 500X.

Lancia Delta

Por último, el desarrollo del compacto está todavía en fase embrionaria. El proyecto se encuentra sobre la mesa de los ejecutivos de Stellantis, que primero quieren estudiar si podría haber márgenes de venta interesantes para un posible heredero del Delta. En cualquier caso, no lo veremos antes de 2027.

A pesar de haber pasado por unos años difíciles, Stellantis está convencido de que puede devolver el prestigio a la marca Lancia. Desde hace algún tiempo, la gama del fabricante solo incluye el Ypsilon, que además se vende únicamente en Italia.

Hace unos diez años, se amplió esta gama con productos de Chrysler, como el 300C, que pasó a llamarse Thema, o el Voyager, pero los resultados comerciales no fueron los esperados y estos dos modelos desaparecieron pronto de los mercados. 

En fin, veremos si la nueva Lancia consigue afianzarse en Europa, algo que sería una excelente noticia para los aficionados a la marca. El apoyo financiero por parte de Stellantis está asegurado, así que no hay mejor base posible para crecer. 

Fuente: Automotive News