Jaguar Land Rover es uno de los muchos fabricantes de automóviles que han anunciado sus planes de abandonar gradualmente los motores de combustión en los próximos años. Jaguar se convertirá en una marca eléctrica en 2025 y Land Rover ya ofrece versiones híbridas enchufables en varios modelos. 

La multinacional británica, propiedad de Tata Motors, comercializará solo modelos plenamente ecológicos en 2036 y será neutral, en términos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en toda la cadena de suministro, en 2039.

Pero, como ya te hemos explicado muchas veces, el futuro de la automoción será multienergía, como queda demostrado en este prototipo de Land Rover Defender de hidrógeno, que comenzará sus pruebas dinámicas a finales de este año en Reino Unido. 

Galería: Land Rover Defender con hidrógeno

Este nuevo modelo con pila de combustible forma parte del proyecto de ingeniería Project Zeus de la compañía, que está parcialmente financiado por el Centro de Propulsión Avanzada, respaldado por el gobierno británico.

No se han hecho públicas las especificaciones técnicas de este 4x4, pero el vídeo adyacente muestra un Defender con dos depósitos de hidrógeno de alta presión que flanquean una batería que 'captura' la energía generada durante el frenado.

La pila de combustible está montada en el lugar donde normalmente se encuentra el motor de combustión, junto con una toma que deja pasar el aire necesario para mezclarse con el hidrógeno.

Land Rover Defender con hidrógeno

Como bien sabrás, la única emisión que sale de los escapes es agua. Además, a diferencia de los coches con toma de carga, el repostaje es mucho más rápido y apenas se pierde autonomía en los climas más fríos.

Eso sí, la infraestructura sigue siendo un problema, pero la Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que habrá 10.000 estaciones de de hidrógeno a finales de la década.

Como recordatorio, Land Rover ya ha electrificado el Defender de varias maneras. Hay versiones de hibridación ligera, con etiqueta Eco de la DGT, y también el híbrido enchufable P400e, con una potencia combinada de 400 CV y 650 Nm.

Esta variante PHEV, con etiqueta 0, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 5,4 segundos y, a su vez, ofrece una autonomía eléctrica de 43 kilómetros, gracias a una batería con 19,2 kWh de capacidad. En fin, seguiremos atentos las evoluciones del Defender de hidrógeno y ojalá que en España empiece a crecer rápidamente la red de hidrogeneras.

Galería: Prueba Land Rover Defender P400 AWD Auto First Edition