También hay una opción de acceso, con 717 CV.

En más de una ocasión hemos hablado del especialista alemán Posaidon, un preparador especializado sobre todo en modelos de Mercedes-AMG, que acaba de desvelar su última creación, basada en el modelo familiar más bestia de la marca de Affalterbach.

La compañía ofrece cuatro niveles de preparación para el Mercedes-AMG E 63 S 4MATIC+ Estate, cuyo potente motor 4,0 litros V8 biturbo ofrece de serie una potencia ya bastante generosa, de 612 CV, así como un enorme par motor máximo de 850 Nm desde apenas 2.500 rpm.

Galería: Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate

La propuesta de Posaidon arranca con una preparación básica, disponible tanto para el E 63 como para el E 63 S, que añade 105 CV y 150 Nm modificando únicamente la gestión electrónica del V8. En la versión S se logra una potencia de 717 CV y un par motor máximo de 1.000 Nm.

El siguiente escalón, denominado Posaidon E 63 RS 830, es ya una preparación más seria. Lleva dicha potencia hasta los 842 CV, lo cual se consigue mediante cambios en la gestión electrónica del V8, pero también con turbos mejorados, un filtro de aire deportivo y un sistema de escape diferente, por ejemplo.

Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate
Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate
Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate

En esta segunda etapa, el especialista también eleva el par motor máximo del bloque de ocho cilindros hasta los 1.100 Nm, lo que permite al modelo acelerar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos (tres décimas menos que de serie) y alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h.

La siguiente etapa ofrece una potencia de 893 CV, así como un par motor máximo de 1.200 Nm, lo que se traduce en un 0 a 100 km/h en 3,1 segundos.

Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate
Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate
Posaidon Mercedes-AMG E 63 S Estate

La preparación estrella de la casa, que es la más completa de todas, catapulta las cifras del V8 a niveles bastante disparatados para un familiar. Hablamos de 953 CV de potencia y 1.280 Nm de par motor máximo, que se dice pronto.

Esto último se consigue mediante la instalación de un sistema de inyección de agua y metanol, aunque también se modifican las culatas y los asientos de las válvulas. Gracias a dicha mejora, anuncia un 0 a 100 km/h en menos de 3,0 segundos, lo cual es una verdadera salvajada.