La presentación del modelo se producirá a finales de año.

Ya van quedando pocos meses para el debut del Maserati Grecale, el nuevo SUV de la marca italiana, que se situará por debajo del Levante. Como muestra de que la cuenta atrás se ha iniciado, el propio fabricante transalpino ha divulgado varias fotos del vehículo... debidamente camuflado.

Las imágenes se tomaron aprovechando la visita de John Elkann y Carlos Tavares, presidente y consejero delegado de Stellantis, respectivamente, a la planta de Maserati en Módena. En ese centro productivo, se reunieron con Davide Grasso, consejero delegado de la firma del tridente.

Galería: Maserati Grecale, teasers

Además, los tres directivos visitaron juntos la línea de producción del superdeportivo MC20, el nuevo taller de pintura y el nuevo laboratorio de motores Nettuno. El colofón al acto lo puso la prueba en carretera del Grecale por parte del propio Tavares. 

De momento, los datos técnicos del vehículo son realmente escasos, aunque hay algunos que ya podemos confirmar. Por ejemplo, el todocamino italiano emplea la plataforma Giorgio, la misma que el Alfa Romeo Stelvio, por lo que presuponemos que será un vehículo sorprendente en el plano dinámico.

Maserati Grecale 2022, fotos espía

La gama contemplará motores de gasolina y, posiblemente, habrá un bloque V6 biturbo como tope de gama. Además, más adelante, podría lanzarse el Grecale 100% eléctrico, aprovechando toda la experiencia de Stellantis en este campo. 

Por lo demás, el diseño será cercano al del Levante, aunque convenientemente personalizado para diferenciarlos sin mucha dificultad. Por supuesto, el coche tendrá un aspecto deportivo, a pesar de ser un SUV.  

Lamentablemente, no hay imágenes del interior del coche, aunque en las imágenes publicadas se puede intuir que una pantalla central flotante estará probablemente presente en la versión de producción.

El Grecale, que recibe su nombre de un "viento de levante que sopla en el Mediterráneo occidental y el sur de Francia", se presentará a finales de este año, si los plazos oficiales no cambian.