Hace unas semanas nos topamos con un interesante proyecto en Instagram, y el mes pasado vimos las primeras imágenes a modo de teaser de este vehículo, un exclusivo modelo basado en el espectacular Mercedes-AMG GT R, el 'Hulk' de Affalterbach.

Hoy ya podemos ver dicho coche al natural, que se llama Bussink GT R SpeedLegend. Básicamente, se trata de una versión speedster del Mercedes-AMG GT R , sin parabrisas (tiene uno, pero muy corto), creada por un especialista alemán y de la que se fabricarán muy pocas unidades.

Galería: Bussink GT R SpeedLegend

Este genial biplaza ha sido diseñado por Roland A. Bussink, un coleccionista privado que encargó el proyecto a la compañía HWA AG, quien convirtió la idea de Bussink en realidad. En principio solo se van a fabricar cinco ejemplares, y todos ellos han sido ya vendidos.

Se trata de un coche coche impresionante, desde luego, y aunque no es un producto oficial de Mercedes-AMG, al menos tiene el beneplácito de la firma de Affalterbach. 

Según su creador, para este coche ha tomado inspiración del Mercedes-Benz SLR Stirling Moss y también de los monoplaza de Fórmula 1 de Mercedes-Benz. El proyecto se inició hace año y medio, y el coche ya está listo para ser conducido.

Bussink GT R SpeedLegend

Como es lógico, las modificaciones de la estructura y la carrocería del GT R Roadster original son muchas, ya que han hecho falta multitud de refuerzos, como el llamado Speedbow, que es la estructura al estilo "halo" de la Fórmula 1 que sirve de protección para los ocupantes.

Bajo el capó de este GT R se esconde el mismo bloque 4,0 litros V8 biturbo del modelo original, aunque convenientemente modificado para obtener una potencia de 850 CV y un par motor máximo de 767 Nm, frente a los 585 CV y 700 Nm del modelo de serie.

Si bien no se han especificado cifras de prestaciones, este GT R Speedster debería ser más rápido que el modelo recién salido de fábrica, que recordemos anuncia un 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y una velocidad máxima de 318 km/h.