Si eres un amante del campeonato alemán de turismos (DTM) y llevas décadas siguiéndolo, es muy posible que recuerdes un coche muy particular de principios de los años 90, patrocinado por la marca italiana de caramelos Tic Tac, y sorprendentemente parecido al de las imágenes.

Hablamos del BMW M3 E30 que pilotó el canadiense Allen Berg durante la temporada de 1991, hace ya tres décadas, cuya decoración Tic Tac han querido recuperar para este salvaje M3 E30, con autorización de la propia marca de dulces. Un deportivo preparado hasta los dientes, cuya potencia ronda los 800 CV.

Galería: BMW M3 E30 con decoración Tic Tac

Este ejemplar del primer BMW M3 de la historia, un deportivo de lo más cotizado en la actualidad, está muy lejos de su configuración original, ya que el motor de cuatro cilindros de fábrica ha dejado hueco a un potente S52B32, es decir, el seis cilindros en línea que montó en Norteamérica el M3 E36.

En este caso, no obstante, se han instalado nuevos pistones, bielas, un turbocompresor y un intercooler de enormes dimensiones, para conseguir los citados 800 CV. Sin duda muy lejos de los alrededor de 240 CV que ofrecía de serie este bloque atmosférico de seis cilindros.

BMW M3 E30 con decoración Tic Tac
BMW M3 E30 con decoración Tic Tac
BMW M3 E30 con decoración Tic Tac

La caja de cambios, por cierto, es manual de cinco velocidades, heredada del M3 E36, aunque goza de un nuevo embrague, un volante de inercia más ligero y un diferencial autoblocante trasero, por ejemplo.

Según el creador de esta salvajada, el sistema de gestión electrónica del propulsor permite cambiar entre 7 modos de funcionamiento y, además, el bloque puede funcionar con gasolina de 91 octanos o bien con etanol.

 

Cabe indicar que este M3 utiliza una suspensión neumática, además de un equipo de frenos con pinzas y discos del BMW Serie 3 E46, y también goza de un kit de carrocería LTO, que hace el coche bastante más ancho e imponente. 

Destacan el enorme alerón trasero, un splitter también muy agresivo o un difusor trasero que parece sacado de la competición. Por último, el habitáculo incorpora los asientos delanteros y traseros originales, y aunque no tiene aire acondicionado, sí añade dos pequeñas pantallas para consultar información adicional sobre el sistema de propulsión.