Puede que los modelos descapotables no pasen actualmente por su mejor momento, a pesar de que existen incluso SUV sin techo fijo, pero el fabricante alemán Mercedes-AMG quiere seguir apostando por vehículos de este tipo, como demuestra el nuevo SL 2021.

Si bien Mercedes-Benz ha retirado de su configurador el SLC, la firma de Affalterbach va a sumar un descapotable de altos vuelos, el Mercedes-AMG SL 2021, que además es de nuevo desarrollo y no comparte nada ni con la generación previa ni con el Mercedes-AMG GT Roadster.

Este último es precisamente el modelo al que va a sustituir este nuevo SL, ya que la marca ha decidido eliminar el GT descapotable de su gama y desarrollar un SL más deportivo, manteniendo así viva la fórmula 'Sport Leicht'.

Galería: Carrocería del nuevo Mercedes-AMG SL 2021

Así pues, este roadster ya no es desarrollo de Mercedes-Benz, sino directamente de los chicos de Mercedes-AMG, y aunque no no lo conoceremos hasta dentro de unos meses, la marca ha publicado una serie de teasers que muestran la nueva carrocería del modelo (junto al chasis tubular del clásico 300 SL).

Para el bastidor de este descapotable 2+2 se han utilizado materiales como el aluminio, el acero, el magnesio o resinas compuestas, con el objetivo de maximizar la rigidez y mantener el peso a raya. El proceso de desarrollo, por cierto, lleva tres años en marcha.

En comparación con la del SL al que remplaza, la estructura tiene una rigidez torsional incrementada en un 18%. Según AMG, la rigidez 'transversal' es un 50% superior a la del AMG GT Roadster y la longitudinal, un 40% más elevada. Además, el peso de la carrocería autoportante es de solo 270 kilogramos, sin incluir puertas, capó ni demás elementos adicionales.

Carrocería del nuevo Mercedes-AMG SL 2021
Carrocería del nuevo Mercedes-AMG SL 2021 junto al chasis tubular del clásico 300 SL

Desde Affalterbach aseguran que la prioridad a la hora de desarrollar este modelo ha sido la reducción del centro de gravedad lo máximo posible, algo que contribuye a un buen comportamiento dinámico del producto final. 

La marca promete "excepcionales elementos de comfort y seguridad", y lógicamente no faltará un sistema de protección antivuelco tras los asientos traseros, con elementos retráctiles que se despliegan "a la velocidad del rayo" en caso de accidente. Por último, el modelo se fabricará en la planta de Bremen, en Alemania, donde se producía el anterior SL (R231).