Este ejemplar perteneció a Jean Todt y la cifra alcanzada es verdaderamente alucinante.

Si sigues las subastas, seguro que habrás notado cierta locura por los Peugeot 205, especialmente por la versión GTI, cuyo precio no deja de subir, sobre todo los que están en buen estado. Y ya no hablamos si el ejemplar en cuestión es un 205 T16...

En el evento de la casa Aguttes, celebrado el pasado 21 de marzo, quedó patente esta tendencia, pues un Peugeot 205 Turbo 16, del año 1985, alcanzó una cifra de venta estratosférica: ¡nada menos que 419.260 euros! 

En verdad, había muchos elementos para que el coche alcanzase una suma récord, como el hecho de que la instrumentación solo marcase 10.000 kilómetros. 

Peugeot 205 T16

Otro elemento importante destacado por la casa de subastas en el momento de la venta es que el ilustre propietario de este 205 T16 era un tal Jean Todt, actual presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y antiguo director deportivo de Peugeot Sport. Por lo tanto, en cierto modo, fue el 'creador' espiritual de este coche.

La suma es considerable, pero podría haber sido aún mayor si el ejemplar en cuestión hubiera corrido en rallies. Este modelo fue uno de los 219 coches de carretera creados por la marca para obtener la homologación para la competición.

Para comprar una unidad que haya disputado carreras, hay que pagar el doble o incluso más. El pasado mes de febrero, en Rétromobile, se vendió un Peugeot 205 Turbo 16 Evolution 2 de 1985, pilotado por Bruno Saby, por la increíble suma de 977.440 euros. 

Peugeot 205 T16

Paradójicamente, hay veces que la venta no acaba bien. En 2016, un 205 T16 Grupo B pilotado por Ari Vatanen no encontró comprador. Asimismo, en 2020, otro ejemplar se adquirió por 'tan solo' 291.760 euros, porque tenía casi 40.000 kilómetros y nunca perteneció a un piloto conocido.

Todo lo contrario que el 205 T16 de Jean Todt que, además de su pedigrí, lleva el número 33 y, por lo tanto, forma parte de la primera serie producida. También es uno de los cuatro que se pintaron de blanco. De hecho, el resto de la producción del Peugeot 205 T16 lucía el color Gris Winchester con un borde rojo.

Como curiosidad, los otros tres 205 T16 blancos pertenecían a Jean Boillot, antiguo presidente de Peugeot, al piloto Didier Pironi y al ingeniero André de Cortanze.

Por si fuera poco, el 205 T16 de Jean Todt, que lo utilizaba para la mayoría de sus desplazamientos diarios en aquella época, fue preparado con un motor que pasaba de 200 a 230 CV. Por lo tanto, se puede entender el entusiasmo de los postores por este modelo excepcional.

Galería: Peugeot 205 T16 de Jean Todt