Se trata de un urbano al estilo crossover.

Hace semanas comenzamos a escuchar rumores sobre un posible Toyota Aygo al estilo crossover, es decir, una especie de SUV urbano del segmento A, basado en el conocido modelo. Y ahora el fabricante japonés ha desvelado su nuevo y llamativo Toyota Aygo X prologue, todavía como prototipo.

De este Aygo X prologue por ahora solo podemos contemplar su revolucionario diseño exterior, ya que no se han ofrecido imágenes del interior ni tampoco especificaciones técnicas. Ni siquiera sabemos si finalmente se convertirá en un modelo de producción ni, en ese caso, cuándo estará a la venta.

Galería: Toyota Aygo X prologue

Este posible crossover urbano, con el que Toyota podría reinventar el segmento A, mantiene la esencia del Aygo convencional, pero va un paso más allá en cuanto a atrevimiento se refiere. Cabe indicar que el modelo ha sido configurado en el centro de diseño ED2 de Toyota en Niza, Francia. 

Desde su lanzamiento en el año 2005, el Toyota Aygo ha sido el punto de acceso a la gama del fabricante, y ahora la firma ha decidido añadirle "una pizca adicional de picante", en palabras del director de diseño de ED2, Lance Scott.

Toyota Aygo X prologue
Toyota Aygo X prologue
Toyota Aygo X prologue

Aspecto muy particular

A nivel estético, este Aygo X prologue llama la atención por su impactante personalidad, tan atrevida como descarada. La carrocería luce un acabado bicolor, que combina el negro y el llamado 'Chili Rojo Espumoso', este último con una pizca de azul metálico en la mezcla, que le aporta una curiosa tonalidad.

El elevado frontal incorpora faros en forma de C, unidos visualmente entre ellos, y además luce un capó de curiosas formas, una generosa parrilla inferior, faros antiniebla o una moldura protectora en la parte baja del paragolpes.

Toyota Aygo X prologue

En la vista lateral destacan las grandes llantas, en un interesante diseño, las barras de techo o unos retrovisores con cámaras 'de acción' incorporadas (para grabar tu jornada, básicamente). Pero sobre todo, resaltan las musculosas formas del modelo, con una marcada línea de cintura y, especialmente, unos voluminosos pasos de rueda.

Quizá la zaga sea la parte que más recuerde al Aygo tradicional, con una amplia luneta de cristal, aunque los pilotos son enormes, en disposición vertical y unidos también visualmente, a juego con los faros delanteros. En la parte inferior encontramos un paragolpes con difusor integrado, que además cuenta con un portabicicletas.