En una entrevista, asegura que nunca se comprará un coche eléctrico.

Ah, 2019. Aquellos tiempos más sencillos en los que podíamos ir a un pub a tomar una cerveza sin tener que preocuparnos por contagiarnos de un virus potencialmente mortal. Drivetribe ha subido a YouTube un vídeo inédito grabado hace un par de años con su cofundador, Jeremy Clarkson, hablando de coches (obviamente).

La pregunta más interesante que tuvo que responder fue sobre el automóvil que dejó escapar. El carismático presentador británico, que ahora tiene 60 años, admitió que fue una "idiotez" vender su BMW 3.0 CSL. No solo eso, sino que se desprendió de él por apenas 3.000 libras (unos 3.455 euros, al cambio).

Hoy en día, este coche cuesta más de seis cifras, independientemente de la divisa. Al fin y al cabo, solo se fabricaron 1.265 ejemplares, entre los años 1972 y 1975.

Cabe mencionar que Clarkson también ha sido propietario del equivalente moderno del Coupe Sport Lightweight (CSL) de los años 70. Nos referimos al M3 CSL, lanzado en 2004 como otro coupé de tirada limitada, ya que solo se fabricaron 1.383 unidades.

Quizás el presentador de The Grand Tour también esté interesado en conseguir el rumoreado M4 CSL, que se espera que llegue el próximo año...

La entrevista también abarca otros temas. Por ejemplo, Clarkson enumera sus coches favoritos, mencionando el Bentley Continental GT y el Range Rover (cuando no es un ejemplar robado).

Galería: Los 10 mejores coches de Jeremy Clarkson

Al preguntarle si compraría un coche eléctrico, el aclamado periodista explica que siempre preferirá el sonido de un motor de combustión, concretamente, el de un V8. Es más, vaticina que, dada su edad, probablemente conducirá un vehículo de gasolina el resto de su vida.

No obstante, entiende el atractivo de un modelo ecológico y que sus preferencias podrían hacerle anticuado, pero elegiría un Ford Mustang antes que un Tesla Model S, aunque es verdad que esta conversación tuvo lugar antes de la presentación del Mustang Mach-E... No te pierdas el vídeo y recuerdas que puedes poner los subtítulos en inglés para que no se te escape nada de la charla.