Desde que Ford anunció el renacimiento de uno de sus todoterrenos más míticos, el Ford Bronco, el modelo generó una enorme expectación. Una vez desvelado, las reservas empezaron a multiplicarse, y es que el aspecto y las capacidades off-road del modelo son para enamorarse, desde luego.

Ahora, el gigante de Detroit ha presentado una versión de carreras, el llamado Ford Bronco 4600, que está basado en el modelo de serie, aunque convenientemente preparado para la competición. Y mola mucho.

Galería: Ford Bronco 4600

El coche utilizado como base es, concretamente, el Bronco de dos puertas con el paquete Sasquatch (un término que alude a la criatura 'bigfoot', real para algunos y fantástica para otros), que es la versión más preparada para circular fuera del asfalto.

El objetivo de Ford es participar con este Bronco 4600 en la próxima edición de la Baja 1000, la famosa carrera todoterreno, específicamente en la categoría Ultra4 stock. En principio, lo veremos en acción en el mes de noviembre, y serán tres los coches participantes en la carrera, uno de ellos pilotado por Vaughn Gittin Jr.

Ford Bronco 4600
Ford Bronco 4600
Ford Bronco 4600

Bajo el capó encontramos el mismo bloque 2.7 EcoBoost que se ofrece para los clientes, es decir, un V6 biturbo de 314 CV y 542 Nm, asociado a una caja de cambios automática de 10 velocidades, con convertidor de par, y a un sistema de tracción a las cuatro ruedas, lógicamente.

Entre las modificaciones de este 4600, destacan una suspensión de altas prestaciones enfocada a la competición, con amortiguadores Fox Racing, un equipo de frenos Wilwood, llantas Method Race de tipo 'beadlock' (antidesllante) y neumáticos BFGoodrich T/A KM3, de 89 centímetros de diámetro.

Ford Bronco 4600

Lógicamente, muchos otros elementos del modelo son diferentes, sobre todo aquellos que necesitan ser mucho más resistentes, como los ejes pórtico del frontal, la dirección hidráulica Howe y su radiador, o los brazos de control de la suspensión, fabricados por Triton Engineering.

Ford Performance firma otros componentes, como los paragolpes de acero, el cabrestante delantero Warn Zeon, la jaula antivuelco del interior o las luces LED auxiliares. Los asientos, por cierto, son Recaro y están homologados por la FIA para carreras off-road.