Aunque Abarth está desarrollando un 595 eléctrico, en el presente más inmediato de la marca del escorpión no aparece nada relacionado con la electrificación. Tampoco en esta 'siniestra' preparación de Pogea Racing. 

El Abarth 595 Hercules es un deportivo de bolsillo 'vitaminado', tanto desde el punto de vista estético como desde el mecánico. Y la verdad es que llama poderosamente la atención sin tener que recurrir a componentes estridentes, de ahí nuestros elogios. 

Galería: Abarth 595 Hercules de Pogea Racing

La mecánica turboalimentada T-JET, de 1,4 litros, pasa a desarrollar 220 CV y 350 Nm, en lugar de los 180 CV y 250 Nm de la versión Competizione. El cambio sigue siendo manual de cinco velocidades, pero lógicamente las prestaciones se incrementan, hasta registrar 232 km/h de velocidad punta y una aceleración de 0 a 100 en 6,2 segundos. 

En este punto, el 595 Competizione de serie firma 225 km/h de punta y 6,7 segundos para alcanzar 100 km/h desde parado, por lo que la mejora, sin ser descomunal, sí resulta suficiente para este 'cohete' de bolsillo. 

Abarth 595 Hercules de Pogea Racing
Abarth 595 Hercules de Pogea Racing

Además de la nueva gestión mecánica, el Abarth 595 Hercules incorpora un escape de la compañía MONSTERexhaust. Como opción, el cliente puede añadir aislamiento térmico al propio escape para reducir la temperatura en el compartimento del motor.

La suspensión es adaptativa y reduce en 45 milímetros el centro de gravedad del coche. Asimismo, el deportivo italiano luce unas llantas forjadas de 18 pulgadas, que se montan en neumáticos Michelin Pilot Sport 4S.

Por supuesto, no falta un kit estético con pasos de rueda ensanchados, capó con dos grandes entradas de aire, alerón trasero fijo, taloneras laterales... Todas estas piezas están hechas en fibra de carbono y Pogea Racing las ofrece en una variedad de acabados. 

Si tienes un Abarth 595 en tu garaje y te interesa esta preparación, el especialista alemán solicita 18.810 euros más IVA por ella. El Hercules demuestra que la deportividad puede alcanzar cotas muy altas.