Y aunque no lo creas, es legal y puede recorrer las calles con total seguridad.

Mucho se ha hablado y escrito sobre el Toyota MR2. Se trataba de un coupé con motor central, que fue sin duda uno de los vehículos más emocionantes que la marca ha creado jamás. Nació en los años 80 y terminó su vida de manera abrupta en los años 2000. Pero eso no impide que todavía nos topemos con algunos ejemplares en plena forma, como el que te presentamos aquí.

Uno de esos Toyota MR2 que ha trascendido la barrera del tiempo es este W20 de color gris, de segunda generación, que obviamente está modificado. Lo hemos encontrado en YouTube y sabemos que su afortunado propietario, Josh, ha conseguido desarrollar una máquina con 1.200 CV de potencia.

El MR2 de Josh emplea un motor diferente al original, como es obvio. Se trata de un bloque de procedencia japonesa, concretamente un Honda K20, al que se le ha efectuado unas 'ligeras' modificaciones para que la potencia del motor alcance esa extraordinaria cifra de 1.200 CV (895 kW).

Galería: Toyota MR2 de 1985

Este Toyota MR2 está modificado para disputar carreras de aceleración de 1/4 de milla, tan populares en Estados Unidos. El objetivo de su dueño, por supuesto, es recorrer la distancia en el menor tiempo posible, apuntando al objetivo de los 8,0 segundos.

Como podemos comprobar en el video que acompaña a esta noticia, el primer intento ya fue un éxito, alcanzando un tiempo de 8,99 segundos. El segundo intento fue aún mejor, con una marca de 8,87 segundos y una velocidad máxima de 284 km/h.

También fue en este intento donde el MR2 marcó un 0 a 100 km/h en solo 2,56 segundos. Ese registro haría palidecer a muchos superdeportivos actuales, de mayor pedigrí.

Por último, en el tercer intento, llegó el mejor resultado. Con un tiempo de 8,785 segundos y una velocidad máxima de 290,6 km/h, Josh y su Toyota MR2 demostraron de lo que son capaces cuando acceden a una pista.

Toyota MR2 de 1985

Sin embargo, no creas que este es el MR2 más rápido que existe. Sabemos de la existencia de otro aficionado con un Toyota como este, capaz de marcar un tiempo de 8,5 segundos en el 1/4 de milla. Sin duda, hablamos de un vehículo que parece perfecto para esta disciplina.

Ahora, sube el volumen y disfruta de las aceleraciones de este mítico deportivo de los 80, que parece más vivo que nunca, a pesar de los años y de las transformaciones de sus propietarios actuales.