Las tendencias se mantienen sin cambios en 2020.

"Cualquier cliente puede tener un coche pintado del color que quiera, siempre que sea negro". Supuestamente, esas fueron las palabras de Henry Ford a los vendedores de la marca cuando el Ford T llegó a las líneas de producción. Sin embargo, los tiempos han cambiado drásticamente desde entonces.

El diseño y el color, o la apariencia en general, son mucho más importantes ahora. De hecho, puede considerarse uno de los principales argumentos de venta en un coche nuevo. El 68º Informe Anual de Popularidad del Color Automotriz Global de Axalta revela los tres más demandados en todo el mundo durante 2020... y lo cierto es que no se han producido sorpresas.

Una vez más, y ya van diez años consecutivos, el blanco es el color más adquirido en los coches a nivel mundial. ¿Estabas pensando en el negro? No es el 'vencedor' de este estudio, pero sí se sitúa en segunda posición. 

Axalta, uno de los principales proveedores mundiales de revestimientos líquidos y en polvo, reúne datos de los países en los que se fabrican automóviles y crea anualmente una lista de los colores más populares a nivel mundial.

Esta información se suministra a los fabricantes, para que puedan "observar las tendencias y los patrones en todo el mundo y en determinados mercados". Es decir, supone una inteligente ayuda para incrementar las ventas. 

La encuesta de este año muestra que el 38% de los vehículos fabricados están pintados de blanco, seguido por el 19% de coches negros y el 15% de vehículos grises. Sorprendentemente, la demanda de automóviles plateados continúa disminuyendo, mientras que el negro sigue siendo popular principalmente en el segmento de lujo. En total, los cuatro colores más solicitados representan un 81% de la cuota de mercado a nivel mundial.

Galería: BMW i8 18 últimos ejemplares

"Las tendencias de compra de los consumidores, reflejadas en el informe, impulsan nuestro desarrollo de colores innovadores para el futuro", comentó Nancy Lockhart, gerente de Productos Globales de Color de Axalta. "Nos complace compartir estos datos con nuestros clientes para trabajar con ellos de una manera más efectiva".

Como ha quedado comprobado, aunque las marcas se esfuerzan en lanzar pinturas muy diferentes, al final los clientes son conservadores y no arriesgan en su elección, pues consideran que un color muy llamativo puede llegar a cansar rápidamente y se ve más afectado por el sol con el paso del tiempo.