En esta web, ya te hemos hablado en alguna que otra ocasión del Nissan Kicks, un SUV compacto que se vende en mercados fuera de Europa y que resulta una alternativa buena, bonita y barata al Qashqai

Pues bien, este modelo vuelve a llamar nuestra atención pues acaba de recibir un interesante restyling, que lo convierte en un vehículo más completo y sofisticado... y casi igual de económico que antes.

Galería: Nissan Kicks 2021

Los cambios estéticos se resumen en una parrilla corporativa más grande, los faros LED, los paragolpes rediseñados y los pilotos unidos por una tira de diodos. Además, no faltan nuevos juegos de llantas de aleación, ni tres nuevos colores exteriores: Azul Eléctrico Metálico, Ámbar Escarlata y Gris Perla Boulder, más una opción bicolor. Lo clásico, vamos...

Por su parte, el actualizado interior presenta nuevas tapicerías para los asientos y molduras diferentes para las puertas. Ahora, hay una nueva pantalla táctil opcional de 8,0 pulgadas (la de serie mide 7,0) y el sistema de infoentretenimiento es compatible con Android Auto y Apple CarPlay. 

Nissan Kicks 2021

En Estados Unidos, el SUV japonés, de tracción delantera, se comercializa con un motor atmosférico de gasolina, que cubica 1,6 litros y entrega 124 CV y 154 Nm. Es decir, el mismo que el modelo actual. Se asocia a la transmisión automática con variador continuo X-Tronic.

En materia de frenos, cabe señalar que los acabados SV y SR (hay otro básico, que se llama S) cuentan con discos en las cuatro ruedas, para una mejor potencia de detención.    

Pero lo mejor de todo es que Nissan apenas ha encarecido el coche en Estados Unidos. Si antes del restyling, estaba a la venta por 19.070 dólares (15.770 euros), ahora puede adquirirse por 19.500 dólares (16.116 euros), una tarifa que sigue siendo muy baja.

Si aterrizase en España con esos costes tan bajos, también te lo plantearías frente al Qashqai, ¿verdad? Al final, se trata de un todocamino suficientemente moderno y atractivo... por el precio de un utilitario.