Si le atrapan, el conductor se enfrentará a un juicio por cargos criminales.

Las Autobahn alemanas son un sueño para cualquier 'petrolhead'. Sus tramos sin restricciones permiten a los coches alcanzar sus límites de velocidad en una vía pública, convirtiéndolos en el lugar favorito para poner a prueba todo tipo de vehículos. 

Sin embargo, el conductor de este Mercedes-Benz se ha pasado 'tres pueblos'. Atrapado por el radar de la policía de Westhessen, circulaba a 244 km/h con, supuestamente, una variante AMG 53, con 435 CV de potencia. 

 

El problema es que esta imagen se tomó en una carretera que, actualmente, está limitada a 80 km/h debido a las obras que se están realizando en ella. Por lo tanto, el conductor triplicó la velocidad permitida en esta sección de la vía. Un auténtico disparate que pudo haber causado una tragedia. 

Como ha señalado la policía alemana, circular a esta velocidad en una vía pública supone un gran peligro para la seguridad de los demás usuarios de la carretera, sobre todo teniendo en cuenta la proximidad de una obra.

Galería: Actualidad y seguridad vial

La policía está investigando el asunto, pero reveló que el incidente no se solucionará con una simple multa administrativa. Más bien es un delito, incluso un acto criminal, clasificado como si hubiera sido una carrera callejera ilegal. 

Por este motivo, el conductor del Mercedes-AMG se enfrenta a penas superiores a las de una sanción económica. Por supuesto, pagará mucho dinero y perderá el carné de conducir, pero es que además también podría ir a prisión... si es que la policía logra atrapar al sujeto. 

Veremos en qué acaba esta historia, si la policía de Westhessen nos mantiene debidamente informados con las novedades en este asunto. Lo normal es que consigan atrapar al conductor y se celebre el juicio. 

En España, las multas por velocidad son las más habituales y, de hecho, continuarán creciendo una vez que se haya puesto en marcha la nueva Ley de Tráfico. Así que ya sabes, si quieres 'jugar' a las carreras, vete a las tandas privadas (previo pago, claro) en los circuitos, pero no hagas prácticas en carreteras públicas.