Día a día, la movilidad sigue cambiando, con una mayor presencia de la electrificación y de nuevas formas de moverse por la ciudad. Dos tendencias que se juntan, sin ir más lejos, en el mundo de los patinetes.

En este sentido, Audi acaba de presentar el llamado electric kick scooter powered by Segway, que como su propio nombre indica, ha sido desarrollado junto al especialista en movilidad personal.

Comercializado dentro del programa de Accesorios Originales Audi, cuenta con dos años de garantía y con el respaldo de la red de concesionarios de la marca, al tiempo que anuncia un precio recomendado de 849 euros.

Galería: Audi electric kick scooter powered by Segway

Aunque el patinete está pensado para los desplazamientos de último kilómetro, esos que suponen la última etapa de un recorrido hasta el destino final, anuncia una autonomía bastante elevada, cifrada en hasta 65 kilómetros.

Todo, gracias a un motor eléctrico de 350 W de potencia, que se envían directamente a la rueda trasera. De este modo, es capa de alcanzar una velocidad máxima de 20 km/h (entendemos que limitada) y superar desniveles de hasta un 20%.

Además, dependiendo de las necesidades de cada momento, ofrece tres modos de conducción predefinidos, conocidos como ECO, Standard y Sport. Exacto, igual que sucede con el Audi drive select en los modelos de cuatro ruedas de la marca...

Del mismo modo, el patinete cuenta con tecnologías independientes de frenado: de tipo mecánico, en el eje delantero, y de funcionamiento eléctrico, en el trasero. De hecho, este último se asocia a un sistema de regeneración de energía, que abastece a la batería de 551 Wh de capacidad.

Con un peso de 19,1 kilos y unas dimensiones de 117 centímetros de largo, 47 de ancho y 120 de alto, se puede plegar para un mejor transporte. Además, tampoco faltan elementos como un display que ejerce de ordenador de a bordo, grupos ópticos de tipo LED o conexión Bluetooth para vincular el smartphone.