Ambas empresas están cooperando en el desarrollo de esta solución de movilidad ecológica.

Los acuerdos de colaboración entre fabricantes de automóviles no son nada nuevo. Las sinergias y los ahorros de costes en la fabricación de un modelo o de varios son una realidad desde hace muchos años. En este sentido, tanto Hyundai como INEOS acaban de anunciar una interesante alianza.

Tanto la empresa coreana como la británica van a investigar conjuntamente en el desarrollo y el suministro de hidrógeno. Fruto de ese acuerdo también se incluye la posibilidad de utilizar una pila de combustible, suministrada por Hyundai, para el todoterreno INEOS Grenadier.

Si el acuerdo llega a su fase definitiva, el todoterreno inglés, que cuenta con una innegable similitud con el Land Rover Defender clásico, utilizaría el sistema de pila de combustible modular que Hyundai ya emplea, por ejemplo, en su todocamino NEXO FCEV.

Galería: Ineos Grenadier

"El paso de INEOS al desarrollo de un vehículo eléctrico de pila de combustible y al ecosistema del hidrógeno marca otro hito hacia el transporte sostenible y limpio", dijo Saehoon Kim, vicepresidente superior y jefe del Centro de Pilas de Combustible de Hyundai Motor Company.

En este sentido, cabe destacar que INEOS es mucho más que un simple fabricante de automóviles recién llegado al panorama mundial. En realidad, su principal unidad de negocio se encuentra en el sector petroquímico, donde es uno de los mayores líderes mundiales.

Tanto es así que la compañía ya fabrica alrededor de 300.000 toneladas de hidrógeno al año, como subproducto resultante de la fabricación de otros productos químicos. Así que la materia prima para esa pila de combustible ya la tiene en su poder.

Al mismo tiempo, INEOS también tiene la empresa subsidiaria Inovyn, especializada en la electrólisis para producir hidrógeno destinado a la generación de energía para el transporte. Con todo este emporio, la corporación quiere desarrollar una división de suministro de hidrógeno limpio en toda Europa.

Ineos Grenadier

Por el momento, sabíamos que las versiones térmicas del INEOS Grenadier utilizan motores de gasolina y de ciclo diésel, con 3,0 litros de cilindrada y de origen BMW, apoyados en la experiencia de fabricación de la empresa austriaca Magna-Steyr, en el ámbito de los todoterrenos.

Al menos inicialmente, la única caja de cambios disponible será una automática de ocho marchas suministrada por ZF. También dispondrá de reductora y de un sistema de tracción a las cuatro ruedas permanente.

Ineos Grenadier

Magna-Steyr dirige el desarrollo del tren motriz y está realizando una campaña mundial de pruebas que incluye 1,8 millones de kilómetros. Por el momento, no existen fecha oficial para la presentación oficial del modelo, los precios o el inicio de la comercialización del mismo.