Ahora hay cuatro niveles para el vehículo comercial francés.

Citroën ha reconfigurado la gama de su comercial más exitoso, el Citroën Berlingo 2021. En esencia, cambian los acabados de la furgoneta 'made in Spain' (se fabrica en Vigo), que ahora son cuatro: Live Pack, Feel, Feel Pack y Shine.

La familia sigue conformada por dos carrocerías, M y XL, con 4,40 y 4,75 metros de longitud, respectivamente. Ambas pueden configurarse con cinco y siete plazas. En el mejor de los casos, el maletero ofrece nada menos que 775 litros de capacidad.

Galería: Citroën Berlingo PureTech 130 EAT8 2020, guía de compra

Volviendo a los acabados, el nivel de acceso Live Pack está ya a la venta desde 18.200 euros, descuentos incluidos, e incorpora aire acondicionado, asistente de frenada de emergencia automática y sistemas de alerta activa por cambio involuntario de carril, de reconocimiento de señales de tráfico y de control de la presión de los neumáticos, además de regulador y limitador de velocidad.

El siguiente escalón lo representa la opción Feel, una de las más interesantes, pues suma luces de conducción diurna de tipo LED, faros antiniebla, pantalla táctil, Citroën Connect Radio, sensores de aparcamiento trasero, sensor de alumbrado...

Por su parte, el Feel Pack añade lunas oscurecidas, llantas de aleación Starlit de 16 pulgadas, asientos traseros individuales, volante de cuero, barras de techo longitudinales...

Por último, la elección más lujosa es la Shine, con cámara de visión trasera, climatizador automático bizona, llantas de aleación Spin de 17 pulgadas y Head-up Display en color, entre otros elementos. Este acabado ahora puede elegirse también en versión XL de siete plazas.

Citroën Berlingo PureTech 130 EAT8 2020

El Citroën Berlingo 2021 puede escogerse con dos motores de gasolina turboalimentados 1.2 PureTech, con tres cilindros en línea, que entregan 110 y 130 CV. También hay opción de decantarse por una mecánica turbodiésel 1.5 BlueHDi, que se ofrece con potencias de 75, 100 y 130 CV.

Todos los propulsores se asocian de serie a un cambio manual de seis velocidades, excepto el PureTech 130, que viene con la transmisión automática con convertidor de par EAT8, de ocho marchas. 

Recuerda que el modelo francés se sustenta sobre la plataforma EMP2, la misma que emplea el C5 Aircross. Por lo tanto, hablamos de un vehículo comercial avanzado y con un buen tacto dinámico.