La firma gala podría aumentar su gama con un modelo todocamino y libre de emisiones.

Hace unas semanas surgieron algunos rumores sobre la posibilidad de que los futuros deportivos de Renault lucieran la marca Alpine, tal y como dejó caer el nuevo mandamás del grupo francés, Luca de Meo. Y ahora hemos sabido que la marca podría aumentar su oferta, formada actualmente por el A110, con un modelo SUV y eléctrico.

La nueva hoja de ruta del Grupo Renault será presentada por De Meo el próximo mes de enero, pero sabemos que la supervivencia de la marca podría pasar por contar con un catálogo más amplio, con modelos de volumen, para poder seguir fabricando deportivos.

Galería: Alpine A110 Premiere Edition 2018 prueba

Los cambios en la compañía van a suceder a diversos niveles, ya que además de que Renault Sport podría pasar a llamarse directamente Alpine, sabemos que el equipo de Fórmula 1, Renault F1 Team, a partir de la temporada que viene se denominará oficialmente Alpine F1 Team. 

Así pues, es probable que Alpine cree un catálogo de productos alrededor de su buque insignia, el A110, de igual manera que Porsche fabricó una gama en torno a su mítico deportivo, el Porsche 911.

Siglo XXI: el renacimiento de Alpine

¿Un SUV eléctrico?

Antes incluso de la llegada de Luca de Meo a Renault, ya se hablaba de un hipotético todocamino o SUV para la compañía de Dieppe, que permitiera a la marca seguir ofreciendo su producto icónico, de corte deportivo. Ahora hemos sabido que este modelo podría estar basado en el futuro SUV eléctrico de Nissan.

Este todocamino de Alpine, con denominación interna PZ110, utilizaría la misma plataforma CMF-EV, que en el caso del Nissan Ariya permite ofrecer varios niveles de potencia y también diferentes cifras de autonomía. Su llegada al mercado, no obstante, no se espera hasta 2023.

Nissan Ariya
Nissan Ariya

Cabe recordar que el Nissan Ariya está disponible con una batería de 63 kWh, o bien con una de mayor capacidad, de 87 kWh, que anuncian una autonomía de 360 y 500 kilómetros (WLTP), respectivamente. El primero ofrece 218 CV de potencia y 300 Nm, mientras que la versión tope de gama alcanza los 242 CV y 300 Nm. 

Aun así, la firma también cuenta con opciones más potentes. En el caso de la variante de 63 kWh, hay una alternativa con 279 CV y tracción total, mientras que con la batería grande, hay una variante de tracción integral, con 306 CV y 600 Nm, así como una llamada Performance, de 394 CV y 600 Nm. Esta última, la más deportiva, acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza los 200 km/h.