Parece que el coupé deportivo podría ser uno de los recortes del Grupo Renault, en la búsqueda de mejores datos financieros.

Hace apenas unos días, te traíamos tristes noticias (todavía sin confirmar) acerca del incierto futuro que les esperaba a algunos modelos de Renault, como el Espace, el Scénic o el Talisman. Pero los planes de 'saneamiento' de cuentas podrían no acabar aquí...

Según se publica en la edición de Motor1.com Global, en base a una información de Automotive News Europe, el próximo modelo en verse afectado por los 'recortes' podría ser el Alpine A110, un coupé deportivo lanzado en 2017, con una dinámica de conducción adictiva.

Según parece, el Grupo Renault busca asentarse en la senda de la rentabilidad, por lo que los ajustes previstos apuntan a reducir gastos por valor de 2.000 millones de euros, durante los próximos tres años.

Galería: Alpine A110 Premiere Edition 2018 prueba

Tal y como ya te adelantamos, los rumores apuntan a que se va a apostar con más fuerza por modelos de corte SUV, los de mayor demanda en Europa, al tiempo que se está reconsiderando los vehículos de segmentos menos populares, como berlinas y monovolúmenes.

Sin embargo, el caso del A110 es un tanto diferente, ya que Automotive News apunta al cierre de la planta de Renault en Dieppe (Francia), que da empleo a 400 empleados y donde se produce el biplaza deportivo.

Por el momento, no se ha especificado si la producción se trasladaría a otro centro. Aunque parece complicado mover toda una línea de montaje, para un coche del se ensamblan entre 15 y 20 unidades al día.

De acuerdo con Automotive News, la consejera delegada del Grupo Renault, Clotilde Delbos, ya anunció que no habría "ningún tabú" a la hora de recortar gastos, lo que no es un buen presagio para el Alpine.

En cualquier caso, pronto saldremos de dudas, ya que según la publicación, Renault tiene previsto dar a conocer los detalles de su plan de reducción de costes este mismo 28 de mayo.

Fuente: Automotive News, vía Motor1.com Global