Los próximos Continental GT y Flying Spur podrían desarrollarse sobre una plataforma eléctrica de Audi-Porsche.

Si sigues la actualidad empresarial del mundo del motor, seguro que sabes que dentro del Grupo Volkswagen se van a producir cambios muy importantes. Se rumorea que Bugatti podría abandonar la multinacional alemana y pasar a las manos de Rimac. Igualmente, el futuro de Lamborghini y Ducati está en el aire por ser marcas de nicho.

Los términos "asociaciones tecnológicas" y "reestructuración" se están manejando en el gigante germano, así que veremos en qué derivan estos nuevos planes. Entre ellos, se encuentra también el devenir de la firma británica Bentley.

Galería: Bentley Flying Spur V8

Según Automobilwoche, una publicación hermana de Automotive News Europe, Audi tomará el control de la firma inglesa el año que viene. Fuentes cercanas a esta negociación dicen que la marca con sede en Ingolstadt se encargará de supervisar las actividades tecnológicas y financieras de la casa de Crewe, en los próximos meses.

El papel de Audi dentro del Grupo Volkswagen ya se ha incrementado, si se tiene en cuenta que el fabricante de los cuatro aros lidera, ahora mismo, los esfuerzos, la investigación y los recursos de I+D de la multinacional germana.

Bentley Bacalar 2020

Tras un plan de recuperación y un récord de ventas, la marca británica premium fue rentable en 2019, al registrar un beneficio de 65 millones de euros. Sin embargo, este año será diferente, debido al impacto negativo que ha provocado la pandemia en la industria automotriz.

El artículo de Automobilwoche continúa diciendo que las próximas generaciones del Continental GT y de su 'hermano' sedán, el Flying Spur, podrían mudarse a la Plataforma Eléctrica Premium (PPE), que actualmente está siendo desarrollada conjuntamente por Audi y Porsche.

Curiosamente, se dice que los futuros modelos de Bentley tendrán "menos brillo", en un esfuerzo por promover el "lujo sostenible", al tiempo que serán lo suficientemente diferentes visualmente de los Audi con los que estarán relacionados mecánicamente.

Ahora, toca esperar si este movimiento empresarial se hace oficial. Al menos, Bentley seguirá bien 'resguardada' bajo el paraguas del Grupo Volkswagen y eso siempre es una excelente noticia para el fabricante de Crewe.