Modern Classic Rides es la empresa que está detrás de este curioso trabajo.

Aunque en esta web hemos visto preparaciones de todo tipo sobre el Volkswagen Beetle, esta que te vamos a mostrar nos ha encantado especialmente, pues supone poder perderse en la naturaleza con tu coche. 

Lo que puedes observar es un Escarabajo transformado en un pick-up y con una gran tienda de campaña acoplada sobre la caja de carga. Esta ingeniosa invención se la debemos a Steve Goodfellow, de la compañía Modern Classic Rides. 

Galería: Volkswagen Beetle pick-up camper

El ejemplar es un Beetle GLX, con un motor turbo de gasolina de 1,8 litros, del año 2000. A partir de él, Goodfellow 'arrasó' con la parte trasera para desarrollar el formato pick-up. El resultado es un biplaza bastante compacto, ideal para aquellos que no deseen una enorme y costosa autocaravana en su garaje. 

Por supuesto, la tienda cabe en la caja de carga y se monta sobre una estructura de aluminio fácil de poner (Goodfellow asegura que se tarda solo cinco minutos). Obviamente, no falta una escalera para acceder a la propia tienda.

En ella, pueden dormir dos adultos y un niño. El hecho de dormir en altura supone más comodidad, pues los ocupantes están alejados de la humedad del suelo... y de algún que otro bicho o insecto.

Goodfellow también explica que el vehículo dispone de una toma de corriente de 12 V y de un puerto USB, además de una tira de luz LED para poder leer por la noche. Al final, estar en el campo no significa no poder disfrutar también de aparatos electrónicos.  

Pero lo mejor es que Goodfellow y Modern Classic Rides planean hacer más Beetle pick-up camper. Hay uno que ofrecerá aún más comodidades, como un generador de energía, un inodoro portátil o un pequeño frigorífico. También desarrollarán un ejemplar totalmente eléctrico.

En fin, visto lo visto, seguiremos muy atentos las evoluciones del 'inventor' y la empresa, porque los vehículos resultantes son realmente especiales... sobre todo para los que amamos el tiempo libre en el campo.