Las prestaciones de un superdeportivo, combinadas con el espacio para toda la familia.

Cualquier 'petrolhead' que se precie, si tuviera que elegir entre un SUV o un familiar de altas prestaciones, se decantaría por el 'wagon'. Lógico, si tenemos en cuenta que no se pierde en la parte práctica y se gana mucho en términos de dinamismo.

Probablemente, el Audi RS 6 Avant 2020 es el modelo soñado (e inalcanzable) para muchos padres y madres que aman la conducción. Lo lleva siendo mucho tiempo, junto con otras propuestas de BMW y Mercedes-Benz, y este vídeo demuestra más que de sobra los motivos.

Se trata de una grabación de la web francesa L'argus, protagonizada por el conductor Mathieu Sentis. En ella, el modelo germano se desmelena en el lugar más propicio que podrías pensar. Sí, en Nürburgring-Nordschleife, un escenario que supone un reto para poner a prueba un coche con casi 5,0 metros de longitud, mas de 2,0 toneladas de peso y tracción total quattro.  

Gracias en parte al eje trasero directriz, el Audi RS 6 Avant demuestra una gran estabilidad en las zonas rápidas y resulta bastante ágil en los giros más cerrados. El subviraje es prácticamente inexistente e incluso podemos admirar algún contravolante, fruto de un sobreviraje controlado.  

Galería: Audi RS 6 Avant 2019

También es patente la facilidad con la que el coche gana velocidad en rectas y devora 'rivales' a su paso. El vídeo se hizo en un día de 'puertas abiertas', por lo que no se trataba de hacer el mejor tiempo posible, sino de demostrar que el Audi RS 6 Avant puede 'merendarse' a coches muchos más preparados para un trazado técnico como el alemán. 

Antes de disfrutar con la grabación, déjame recordarte que el coche emplea un motor 4.0 V8 biturbo, con 600 CV y 800 Nm, emparejado a la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, de ocho velocidades. 

Audi RS 6 Avant 2019

Este coche, que incorpora un sistema de hibridación ligera con el que logra la etiqueta Eco de la DGT, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos... y de 0 a 200 en apenas 12,0. Eso sí, para detener a esta mole, se pueden incluir discos carbocerámicos. Por cierto, la suspensión neumática adaptativa y la dirección con desmultiplicación variable vienen de serie. 

¿Lo mejor de todo? Que después de arrasar en Nürburgring, puedes ir a recoger a los niños al colegio o ir a hacer la compra, para lo cual tienes un maletero de 565 litros, ampliable a 1.680 con los asientos traseros abatidos. ¡Eso sí es versatilidad!