El modelo sirvió en el ejercito alemán entre 1978 y 1988 y se movía por el campo como pez e el agua.

Todas las marcas tienen un pasado en forma de clásicos. En el caso de Volkswagen, uno de sus modelos menos conocidos en nuestro país es el Iltis. Un todoterreno que, fundamentalmente, se destinó a motorizar al ejército alemán durante una década y que demostró su versatilidad en mitad del campo.

Aunque no lo creas, algunos de estos modelos todavía pertenecen a los militares germanos, aunque la mayoría de ellos ya fueron dados de baja, después de un ejemplar servicio. Salvando las distancias, el Iltis pretendía ser el Jeep del ejército norteamericano, inmortalizado en numerosas imagines y películas bélicas.

Galería: Volkswagen Iltis (1978-1988)

Pero vamos a conocer un poco más sobre la historia de este curioso vehículo. El Iltis entró en producción en la planta de Audi, en Ingolstadt en 1978, y a partir de 1979 se fabricó un modelo civil. En aquella época, costaba casi 40.000 marcos alemanes (20.450 euros al cambio), casi tres veces más caro que un Golf. En total, Volkswagen construyó poco más de 9.000 unidades militares y civiles, siendo más las versiones para el ejército.

Aunque se comercializó como Volkswagen, el desarrollo fue obra de Audi: el Iltis era esencialmente una versión revisada y actualizada del DKW Munga, con motor de dos tiempos, creado en 1956 y que utilizó el ejército alemán después de la Segunda Guerra Mundial.

El Volkswagen Iltis, con el código interno Type 183, fue ensamblado por un equipo dirigido por Ferdinand Piëch, a partir de piezas del Munga, de otros modelos de Audi, así como del primer Golf y del Beetle.

Estaba propulsado por un motor de gasolina de cuatro tiempos, con una cilindrada de 1.741 cm3, que desarrollaba 70 CV (75 CV si se utilizaba gasolina súper). La versión turbodiésel, con 70 CV, se fabricó a partir de 1987. Disponía de una caja de cambios manual de cuatro velocidades, con una marcha baja adicional (marcada con una 'G' para las situaciones más complicadas).

El 4x4 de cuatro metros de largo nunca fue rápido: con el motor de gasolina, tardaba 21 segundos en alcanzar los 100 km/h y la velocidad máxima llegaba a 130 km/h.

Volkswagen Iltis (1978-1988)

La parte más interesante del Iltis era su sistema de tracción, una solución mecánica a las cuatro ruedas que podía funcionar como propulsión trasera hasta que el conductor encendiera el sistema de tracción total según fuera necesario. En el ejército alemán, se utilizaba como vehículo de mando y comunicaciones, para el transporte de personas, como vehículo de armas antitanque y para el transporte ocasional de heridos.

Volkswagen Iltis (1978-1988)

1980 no solo fue el segundo año de producción del Iltis, sino también el segundo año del emergente Rally Dakar. En ese momento la carrera se llamaba todavía el Rally París-Dakar, que recorría un trayecto entre la capital francesa y la de Senegal. Volkswagen presentó cuatro unidades del Iltis en el París-Dakar de 1980.

Volkswagen esperaba alcanzar dos objetivos: por un lado, la firma alemana quería impresionar a los militares franceses y, por otro, despertar el interés del público por la versión civil, perjudicada por su elevado precio.

Volkswagen Iltis (1978-1988)

En los inicios del rally París-Dakar, los coches de competición se parecían bastante a los de producción. El piloto Patrick Zaniroli afirmaba que las únicas modificaciones que Audi hizo a los Iltis para el rally fueron un carburador más grande y un árbol de levas reforzado.

En 1980, el Iltis vivió una realidad peculiar. Se enfrentaba a modelos más rápidos que él. Sin embargo, el modelo alemán dominaba por su fiabilidad. Los cuatro equipos de Iltis terminaron el París-Dakar de 1980, con Freddy Kottulinsky y Gerd Löffelmann en primer lugar y los otros pilotos de Volkswagen ocuparon la segunda plaza, la cuarta y la novena.

Volkswagen Iltis (1978-1988)

Esta impresionante actuación en el París-Dakar le permitió al Iltis disfrutar de algunos años más de vida bajo la dirección de Volkswagen, pero su elevado coste le seguía perjudicando en el mercado civil. La producción continuó bajo licencia en Bombardier, en Canadá, hasta finales de la década de 1980, aunque el último Iltis salió de la planta de producción de Ingolstadt en 1982.

Como curiosidad, Audi utilizó en Suecia un Iltis como vehículo de apoyo durante las pruebas de vehículos en la nieve, cuando descubrió que el sistema de tracción integral resistía mejor el clima que cualquier otro sistema.

Volkswagen Iltis (1978-1988)

En pocos años, el Audi quattro revolucionó el mundo de los rallies, y el sistema homónimo llevó la tracción integral al mundo de los turismos para utilizar a diario, así que ya sabes cuáles son las raíces de tan conocido sistema.