El deportivo alemán esconde un secreto debajo de su capó que te dejará asombrado.

Como es lógico, existen algunos modelos que están predestinados a ser transformados, con motores más potentes o con sistemas de tracción, que el modelo original no equipaba, por ejemplo. Sin embargo, en el mundo de las preparaciones, la originalidad se premia cada vez más.

En este caso, se trata de un BMW M3 descapotable, probablemente único, que nuestro colega Ciro De Siena, del canal de YouTube Cars.co.za, en Sudáfrica, ha tenido oportunidad de conducir. Un vehículo BMW equipado con un motor V8 de Ferrari y con caja de cambios manual. El sueño de cualquier 'petrolhead'.

Galería: BMW M3/M4 Coupé: modelos históricos

Suponemos que este tipo de transformaciones generan una tonelada de comentarios, tanto favorables como negativos. De hecho, no es el primer intento por transplantar un bloque de la firma italiana en otro deportivo más modesto.

Si eres un entendido en la materia sabrás que en el pasado, el piloto de la Fórmula Drift, Ryan Tuerck, desarrolló el proyecto GT4586. En esencia, se trató de instalar el motor de un Ferrari 458 en el chasis de un Toyota GT86.

No obstante, el BMW M3 que puedes ver en el vídeo que acompaña a la noticia tiene unos orígenes más humildes, aunque igual de ambiciosos, tal y como ha quedado el resultado final.

Según nos cuentan en la grabación, el bloque V8 del BMW M3 reventó y su propietario se tuvo que enfrentar a una difícil decisión. En lugar de desembolsar el dinero necesario para adquirir un motor nuevo de reemplazo, pensó en otra solución, un tanto atípica. Optó por una mecánica V8 de Ferrari.

Además del propulsor, el dueño decidió soldar el techo del convertible, instaló un kit de carrocería procedente de Japón y utilizó un poco de pintura de origen Porsche. El habitáculo también sufrió modificaciones, al incluir un volante de competición y una caja de cambios manual.

BMW M3 Touring E46 concept car 2000

Entre los muchos trabajos para adaptar el bloque al vano motor del modelo alemán, uno de los más complicados fue rediseñar el colector de escape para que encajara en la columna de dirección original.

Es probable que los aficionados más puristas pongan el grito en el cielo, porque el sonido que produce este M3 no es el que se espera de él. Sin embargo, muchos pensarán que le sienta como un guante viendo el aspecto tan modificado del modelo alemán. Además, la combinación de factores, lejos de parecer un sacrilegio, suena de lo más sugerente, ¿no crees? 

Fuente: Cars.co.za, vía YouTube