En Francia, está aumentando considerablemente el número de multas por esta infracción.

Desde el fin del confinamiento, estamos siendo testigos de un fenómeno bastante perturbador. En las autopistas francesas, la policía ha notado un fuerte aumento del número de coches que circulan por encima de los límites de velocidad, una situación que también se constata en España.

Hace unos días, en la autopista A8 de nuestro país vecino, los gendarmes de la brigada motorizada de Saint-Maximin incautaron un coche que se desplazaba a 213 km/h, cuando la velocidad máxima permitida era de 130.

 

Este coche era un BMW M4 CS, con 460 CV, aunque algunos medios de comunicación afirmaron que se trataba de un M4 GTS, una edición limitada a 830 unidades. Pero si miras de cerca la foto, comprobarás que no hay barras antivuelco en la parte trasera, así que queda descartada esta última opción.

El incívico conductor era un francés que dirige una empresa en el Principado de Andorra. Debía andar con mucha prisa, ya que apretó con ganas el motor biturbo de 3,0 litros y seis cilindros en línea de su coche. 

Galería: BMW M4 Coupé 2020, coche preserie

Al final, en este absurdo juego del gato y el ratón acabó perdiendo (al menos no sufrió un accidente) y tuvo que pagar una multa de 750 euros, además de perder su carné de conducir. Por suerte, no llegó a la velocidad máxima de su vehículo, cifrada en nada menos que 280 km/h. 

No es el primero y ciertamente no será el último conductor imprudente. De hecho, también hace unos días, la policía incautó varios vehículos que viajaban superando con creces el límite de velocidad. Entre ellos, dos jugadores de tenis cuya identidad no fue revelada. 

En cualquier caso, ya sea al volante de un coche muy potente o de un vehículo modesto, la carretera es de todos y es obligatorio e imprescindible respetar los límites de velocidad. Aquellos que se quieran 'desfogar' tienen tandas abiertas en circuitos.

Ahora en verano más que nunca, conduce con precaución y tranquilidad, pues se producen millones de desplazamientos y solo importa llegar sano y salvo al destino para disfrutar de unos días de relax. 

Fuente: France Bleu