¿Cuántos miles de euros supondrá arreglar estos dos cochazos?

Antes de sumergirnos en esta historia, hay que señalar que no hubo ningún fallecido en el accidente, pero al menos una persona sufrió heridas lo suficientemente graves como para requerir una visita al hospital. Teniendo en cuenta los coches y la ubicación (un puerto de montaña), podría haber sido peor.

Si no nos crees, imagina conducir un hiperdeportivo de 1.500 CV de potencia, como el Bugatti Chiron, en una estrecha y retorcida carretera de montaña. En concreto, hablamos del paso de San Gotardo, en Suiza, enclavado en plenos Alpes, famoso en todo el mundo por sus curvas, túneles y paisajes. 

 

Ciertamente, se trata de un destino ideal para los 'petrolhead' que buscan un viaje emocionante, pero también es una carretera que soporta mucho tráfico de caravanas en los meses de verano. Esta circunstancia puede llevar a cierta frustración de otros conductores, y ocasionalmente, a malas decisiones.

Eso ha podido ser el motivo de este accidente que, según la página web 20min.ch, involucró a una gran autocaravana, un Mercedes-Benz Clase C Estate, un Porsche 911 y al Bugatti Chiron antes citado.

Al parecer, el Chiron y el 911 estaban siguiendo a un grupo de coches cuando el conductor del Bugatti, que cerraba la fila de automóviles, decidió adelantar. Lamentablemente, el dueño del 911 realizó esa misma maniobra a la vez y ambos vehículos chocaron. Debido a ese impacto, luego se vieron afectados el Mercedes-Benz y la autocaravana. 

Galería: Bugatti Chiron Pur Sport 2020

El vídeo adjunto en esta noticia, subido a Instagram, muestra un daño considerable en el frontal del Chiron, pero aún peor parado salió el 911. Las imágenes son en movimiento, si bien se pueden apreciar perfectamente las consecuencias del incidente.

El Mercedes-Benz no aparece en este clip, pero sí se ve brevemente en el siguiente vídeo de Bear Bogu en YouTube. No obstante, resulta difícil detectar los daños en el modelo de la marca alemana, así que se libró de males mayores de milagro.

Según el artículo, el paso del Gotardo estuvo cerrado durante tres horas mientras aparecieron las grúas y se recogieron los restos de los vehículos. Deseamos que todos los involucrados (incluidos los coches) se recuperen completamente. La moraleja de este episodio es que tener paciencia al volante siempre supone un plus de seguridad. 

Fuentes: www.20min.ch y vdhautomotive, vía Instagram

Galería: Bugatti Chiron Pur Sport en Nürburgring