La comparación directa con el anterior M4 muestra las diferencias dinámicas.

En principio, la situación es ideal. El viernes por la noche, tardé casi tres horas de Múnich al circuito de Sachsenring y la verdad es que estaba nervioso. ¿La razón? Al día siguiente, iba a conducir una unidad preserie del BMW M4 Coupé 2020 y, además, para facilitar la labor a mi cansado cerebro, dispuse del anterior M4 (F82), con el fin de compararlos más fácilmente.

Es agradable cuando, como periodista de motor, te solicitan para una jornada de este tipo y encima te piden tu opinión después de probar una berlina deportiva tan buena. Al menos, Carsten Wolf, director del proyecto M3/M4 Coupé, nos solicitó sensaciones sin ningún tipo de reservas ni cortapisas.

Galería: BMW M3 2020, coche preserie

Al fin y al cabo, dice que todavía hay tiempo para incorporar cambios en el modelo de producción. El único problema es que, en Oberlungwitz, ha estado lloviendo a cántaros durante horas y un circuito tan empapado impide intentar llegar al límite con un coche de propulsión trasera y 480 CV.

Tres versiones, por primera vez

Seguramente te hayas quedado pensando en esa genial cifra, 480. Un número que marca la entrada en el mundo M3 y M4 Coupé. Y, exclusivamente, en combinación con una caja manual de seis velocidades y tracción al eje posterior. 

"Ahora mismo, no es importante si esta decisión tiene sentido desde el punto de vista económico", aseguró Wolf. "La caja manual es parte de nuestro ADN y luchamos duro por defenderla a toda costa". 

Aquellos a los que no les guste cambiar pisando el embrague, podrán elegir los BMW M3 y M4 Coupé Competition en el futuro. En este caso, el motor de 3,0 litros y seis cilindros en línea, con dos turbocompresores, 510 CV y 650 Nm, se vinculará a la transmisión automática M Steptronic, con convertidor de par. 

Es más, estas versiones dispondrán del sistema de tracción total M xDrive, estrenado por el M5, que permite disponer de uno o dos ejes motrices, en función de los gustos del conductor. 

Galería: BMW M4 Coupé 2020, coche preserie

Volviendo a la acción, me encuentro a los mandos del M4 Coupé Competition (F82) con 450 CV, es decir, el modelo que se jubila. En su día, recibió críticas por ser un vehículo muy delicado al ofrecer demasiado vigor, especialmente en asfaltos húmedos y mojados... precisamente mi escenario actual.

Así lo confirmo dando varias vueltas en un Sachsenring completamente calado. No obstante, tampoco puedo dar muchas sensaciones cuando avanzo a velocidad muy 'normal' para tratarse de un circuito, si bien basta un poco de gas para que este 'avión' empiece a cruzarse. 

BMW M3 2020, coche preserie

Aparte de eso, me doy cuenta de que el 'viejo' M4 Coupé sigue teniendo un diseño absolutamente deseable y es plenamente actual incluso al conducir. "Ha supuesto todo un reto lograr que el sucesor sea mucho mejor en todos los aspectos", nos aseguró Wolf. 

Sin embargo, en la cita de hoy no quiere hablarme mucho de los detalles del nuevo chasis. Comparado con el de los modelos anteriores, todo es, por supuesto, nuevo. "El nuevo Serie 3 nos ofrece una excelente base, con su estructura mucho más rígida", explicó Wolf.

BMW M3 2020, coche preserie

Los BMW M3 y M4 Coupé 2020 montan ejes mucho más anchos. Por consiguiente, la carrocería también crece unos 5 centímetros en anchura. Además, hay un amplio paquete de mejoras para lograr una mayor rigidez y neumáticos con mayor sección, destinados a hacer el coche más estable. 

Por supuesto, los nuevos M3/M4 Coupé tienen que ser más rápido que sus predecesores, pero Wolf enfatiza que es igual de importante aumentar la idoneidad del coche para el uso diario. Cosas como el ruido y la comodidad a larga distancia juegan un papel tan importante como el control y la estabilidad al límite.

BMW M3 2020, coche preserie

Más confianza

Si los ingenieros de M han hecho un buen trabajo en este sentido, ahora puedo averiguarlo. BMW nos ofrece un M3 y un M4 Coupé con caja manual para esta primera prueba. Lógicamente, poco puedo apuntar sobre el diseño, más allá de las recreaciones que hemos divulgado en Motor1.com.

En el interior, dispongo de los botones M1 y M2 para poner a punto el coche de forma personalizada. Como de costumbre, el aro del volante es bastante ancho y la palanca de cambios protagoniza inserciones firmes y rápidas, aunque no te da la sensación de absoluta precisión que consigue la de un Porsche, por ejemplo.

BMW M4 Coupé 2020, coche preserie

Por lo demás, en la (desafortunadamente) empapada pista, dos cosas destacan en particular: el coche parece más estable y tiene más reservas en términos de tracción. Puedes empujar un poco más, antes de que se pierda el agarre del eje trasero.

Además, los cuatro tubos de escape producen un sonido muy bueno. Para ser honestos, ahora el coche suena mucho más natural y a la vez más lleno, en cierto sentido, como un modelo de competición.

Si comentara lo increíblemente puntiaguado que es el actualizado motor, o lo sensible y preciso que es el dinamismo cerca del límite, eso sería simplemente ficción. Cuando hay tanta agua en la pista, lo mejor es no conducir muy rápido, lo siento.

BMW M4 Coupé 2020, coche preserie

Para obtener mejores impresiones de conducción, tendremos que ser todavía un poco pacientes. Probablemente, hasta principios de 2021 porque, aunque el estreno oficial tendrá lugar en poco menos de tres meses, las primeras unidades llegarán el próximo año.

¿Sabes de qué no hemos hablado todavía? Correcto, de los riñones XXL. Me apuesto lo que queráis a que el M3 también los empleará. Queda saber si serán del agrado de los clientes...