¿Significa que el coupé híbrido va a tener una segunda generación?

El pasado 29 de julio, Honda volvió a registrar la denominación CR-Z en Estados Unidos. Motor Trend fue el que descubrió esta solicitud. Generalmente, haciendo esto, las marcas suelen proteger los nombres de sus coches, incluso los que ya no están en producción. Sin embargo, una investigación más profunda sugiere que esta es una situación un poco diferente.

El anterior registro de CR-Z expiró el 30 de junio de 2017, con lo cual la compañía asiática ha esperado más de tres años para presentar nuevos documentos con el fin de impedir que otra empresa lo utilice.  

Galería: Honda CR-Z 2010

Aunque a veces hay un retraso entre la expiración de la patente y el envío de la nueva solicitud, este período extendido es más largo de lo normal.

Por si fuera poco, al buscar en diferentes registros de otros países, comprobamos que Honda no está intentando patentar de nuevo el nombre CR-Z. Al menos, no todavía. 

Esta extraña situación plantea preguntas sobre lo que Honda podría estar planeando para el nombre CR-Z. Cabe recordar que el proceso de registro de marcas implica meses. En este momento, la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ni siquiera ha comenzado a revisar el papeleo para conceder la solicitud.

Al parecer, la marca japonesa va a simplificar su gama en el país norteamericano, eliminando próximamente el Fit (Jazz en España), el Civic Coupé y el Accord con caja manual. A juzgar por esta solicitud de patente, la compañía podría incorporar de nuevo el CR-Z para aportar algo nuevo y divertido a la gama. Veremos en qué queda el asunto...

Honda CR-Z 2010, trasera

Si recuerdas, el Honda CR-Z debutó en el salón de Detroit de 2010 y se puso a la venta ese mismo año. Su sistema de propulsión híbrido desarrollaba 124 CV, a partir de un motor atmosférico de gasolina de 1,5 litros y 114 CV, más otro eléctrico de 14 CV. 

En el año 2013, con el restyling del vehículo, la potencia se incrementó a 137 CV, al combinar los 121 CV del propulsor de combustión con los 20 del eléctrico. Esta variante potenciada firmaba 5,0 litros cada 100 kilómetros de consumo mixto en ciclo NEDC.  

Fuentes: Motor Trend y Oficina de Patentes en Estados Unidos