El antiguo diseñador de Aston Matin o Jaguar, Ian Callum, ha revivido una de sus creaciones más deseadas.

Nueve meses después de que conociéramos el prototipo original, el diseñador Ian Callum presenta la versión de producción de su Aston Martin Callum Vanquish 25, que en esencia es la resurrección de uno de sus diseños más míticos, el Vanquish de primera generación. Se trata del primer proyecto independiente de Callum, tras su salida de Jaguar Land Rover.

El modelo, basado en el Vanquish original, cuenta con un interior rediseñado, más opciones a lo referido a materiales y acabados, un chasis mucho más avanzado y también un motor a la altura. En total, hay más de 350 cambios de diseño, ingeniería y materiales.

Galería: Aston Martin Callum Vanquish 25

Bajo la preciosa piel de este Aston Martin encontramos unos amortiguadores Bilstein, barras estabilizadoras más rígidas, una suspensión rebajada en 10 milímetros de altura o neumáticos Michelin Pilot Sport específicos. Además, ahora, la postura de conducción también es más baja y prometen haber mejorado el tacto de la dirección, gracias en parte a un nuevo volante.

Bajo el capó hay un V12 atmosférico de 588 CV, con un vano motor decorado con fibra de carbono y cuero, además de una nueva admisión, también de carbono, o colectores de acero inoxidable.

Production-spec Aston Martin Callum Vanquish 25

En principio, la producción estará limitada a 25 unidades. Las fabricará, a partir de septiembre, R-Reforged, una compañía perteneciente a AF Racing Group, que cuenta por ejemplo con el equipo R-Motorsport, que participa en competiciones internacionales con modelos de Aston Martin.

Según sus artífices, este Vanquish ha de tener la versatilidad que muchos GT modernos no ofrecen: ser un coche en el que podamos recorrer cientos de kilómetros a través de Europa, pero también ideal para disfrutar de un tramo de montaña o para utilizarlo en el día a día. 

Production-spec Aston Martin Callum Vanquish 25

Los clientes, además, tendrán la oportunidad de configurar sus coches en una sesión privada con el propio Ian Callum, ya sea de manera remota o en las instalaciones de Warwick, donde se ensambla el modelo. En cuanto a opciones se refiere, los colores de carrocería son ilimitados, al tiempo que existen un total de ocho tonalidades para el interior.

Para el V12 se ofrece tanto una caja de cambios manual como una automática, e incluso una semiautomática, si bien no se han dado más detalles. También hay tres diseños diferentes de llantas, creadas a medida para este Vanquish, todas ellas de 20 pulgadas de diámetro.