Como su propio nombre indica, solo se crearán 25 unidades de esta edición especial.

El mes pasado, el antiguo diseñador estrella de Jaguar, Ford y Aston Martin, Ian Callum, lanzó su nuevo proyecto, tras anunciar su 'jubilación' y posterior salida del grupo Jaguar Land Rover.

Y apenas unos meses después, el nuevo grupo de diseño de Callum presenta su primera creación, que se basa en el Aston Martin Vanquish original y está limitada estrictamente a 25 ejemplares.

Sin duda, se trata de un proyecto único, en el que el Vanquish 25 se convierte en una reinterpretación moderna de un modelo al que ya podemos considerar un clásico deportivo... y un icono del diseño.

Galería: Aston Martin Vanquish 25 by Callum

Ahora bien, el trabajo que se lleva a cabo está a la altura de lo esperado, ya que no solo se trata de darle al modelo un nuevo aire visual. Todos los coches se desmontarán y reconstruirán desde cero, empleando nuevos materiales y tecnologías actuales.

De hecho, podríamos calificarlo como una especie de restauración 'restomod', sobre un coche ya de por sí moderno, que se llevará a cabo en las instalaciones que Callum tiene en Warwick.

"Hay cosas en el coche que siempre quise arreglar", dice Callum. "Ahora, tengo la oportunidad".

Callum, junto con sus empresas colaboradoras, como la británica R-Reforged, ya ha construido dos prototipos: uno para el desarrollo de la suspensión y otro para mostrar los detalles exteriores e interiores.

Los 25 coches se beneficiarán de un motor V12, con distintas mejoras, para ofrecer una potencia cercana a los 600 CV de potencia. A su lado, se ofrecerá una nueva transmisión automática de seis marchas, aunque también habrá disponible una caja manual.

Aston Martin Vanquish 25 by Callum

Aunque conserva su aspecto original, el renacido Vanquish se beneficiará de faros y pilotos con tecnología de tipo LED, frenos carbocerámicos más grandes, llantas de aleación de 20 pulgadas, neumáticos específicos de Michelin, nuevos asientos deportivos, un sistema multimedia con pantalla táctil...

Y antes de acabar, resolveremos la última duda. ¿De dónde saldrán los coches sobre los que trabajar? Según cuentan, serán suministrados por la propia marca (no sabemos de qué modo) y por propietarios actuales.