Eran dos prototipos con motor central-trasero y cuatro plazas. Eso sí, uno recurría a la gasolina y el otro era turbodiésel.

Como ya habréis comprobado, en esta ocasión, os ofrecemos dos concept por el precio de uno. Porque en realidad, a pesar de su parecido, nos encontramos ante dos modelos distintos, más allá del color, la carrocería, las picas (Pique) y los diamantes (Carreau)...

Los prototipos Peugeot RC Pique (en negro) y RC Carreau (en rojo) fueron presentados en el salón de París del año 2002, de manera conjunta. Sin duda, ambos lucían líneas deportivas, agresivas y evocadoras, pero envueltas en colores distintos, para reflejar personalidades diferentes.

El RC Pique resultaba más discreto, con su pintura negra, aunque escondía el propulsor más poderoso: un 2.0 turboalimentado de gasolina, con cuatro cilindros y 16 válvulas, que desarrollaba 180 CV y 202 Nm de par máximo. Exacto, un motor que acabó empleando el Peugeot 206 RC...

Galería: Peugeot RC Carreau Concept (2002)

Sin embargo, el RC Carreau no se quedaba atrás, ya que recurría a una mecánica turbodiésel HDi, de cuatro cilindros y 2,2 litros. Efectivamente, la misma que empleaba el Peugeot 607, aunque con una potencia que pasaba de los 136 a los 176 CV y un par máximo que alcanzaba los 400 Nm.

Y, aunque ambos eran bastante ligeros, uno salía ganando del paso por la báscula, ya que el RC Pique apenas declaraba 900 kilos, mientras que el RC Carreau ascendía hasta los 950.

Poca diferencia entre dos modelos que contaban con muchas similitudes, como el chasis de fibra de carbono, la caja de cambios manual-pilotada con embrague robotizado, de seis marchas, o los discos de freno carbocerámicos.

Aunque los dos ejercicios de estilo eran bastante deportivos, y a pesar de equipar el motor en posición central-trasera, ambos contaban con cuatro plazas, en configuración 2+2, con asientos de tipo baquet para todos los ocupantes. También era bastante curiosa la apertura en forma semielíptica de las puertas, un detalle que jamás llegó a la producción. 

Lo que sí llama la atención, es que Peugeot creara una copa monomarca, denominada RC Cup, que se disputaba con un modelo que empleaba la carrocería de los RC y que recurría a un motor alimentado con 'biodiésel'. Sin duda, eran otros tiempos, en los que el gasóleo estaba mucho mejor visto...

Galería: Peugeot RC Pique (2002)