Las llamaradas son solamente una parte de lo que ofrece el SCC Tuatara con el modo Track (pista) activado.

Si hablamos de superdeportivos, el fabricante norteamericano SSC ha conseguido levantar mucha expectación con su última creación, el Tuatara. Un vehículo que hizo su debut oficial coincidiendo con el salón de Filadelfia 2020 y que promete un rendimiento, a la altura del Bugatti Chiron.

Un impresionante vehículo que ya nos tenía fascinados, desde el momento que lo conocimos por primera vez, pero que gracias al vídeo que acompaña a esta noticia, puede que consiga encandilarnos un poco más. Es cierto que son apenas 15 segundos de grabación, pero en esa fracción de tiempo, podemos admirar una píldora de cómo es capaz de ganar velocidad.

Galería: SSC Tuatara 2020

En el caso del SSC Tuatara, como sucede con otros deportivos de estas características, el conductor dispone de varios programas de manejo, cada cuál más apasionante. Así las cosas, el Tuatara permite seleccionar entre los modos: Normal, Sport (deportivo), Nose lift (elevación del morro) y Track (circuito).

Todos ellos permiten ajustar, por ejemplo, la sensibilidad del acelerador, el tiempo de respuesta del cambio y la dureza de la suspensión, siendo el modo Track, el más emocionante con diferencia.

En el vídeo que encabeza la noticia, podemos ver una parte del poderío mecánico del SSC Tuatara, con el modo Track activado y con las colas de escape 'escupiendo' llamaradas sin compasión.

Cuando se activa este programa, el SSC Tuatara reduce su altura libre al suelo de forma que en el eje delantero solo lo separan del suelo 6,9 centímetros, mientras que en el trasero, aumenta hasta los 8,2 centímetros. SSC también confirma que este cambio afecta significativamente a la geometría de las suspensiones, asegurando un mejor rendimiento del vehículo en la pista.

SSC Tuatara 2020

La transmisión manual pilotada con embrague robotizado CIMA, de siete velocidades, brilla especialmente al conseguir una nueva gestión electrónica que le permite reducir los tiempos al engranar la marcha, hasta unos magníficos 50 milisegundos.

SSC Tuatara 2020

Esa velocidad también la puedes apreciar, brevemente, en el vídeo. La transmisión se encarga de 'domesticar' el enorme potencial del bloque 5.9 V8, biturbo, del Tuatara, capaz de desarrollar la friolera de 1.750 CV de potencia, utilizando bioetanol, y hasta 1.350 CV en el caso de emplear gasolina de 91 octanos.

Galería: SSC Tuatara 2020

Fuente: SSC Tuatara