Además, estrena un sistema de infoentretenimiento más rápido e intuitivo.

Jaguar acaba de presentar el I-PACE 2020, la actualización tecnológica del SUV eléctrico británico, cuya principal mejora reside en un proceso de carga más rápido. De serie, el coche incluye un cargador de a bordo de 11 kW, compatible con tomas trifásicas. Así, es posible tener lista la batería en 8,6 horas.

En el mejor de los casos, el todocamino admite reabastecimientos de 50 y 100 kW, lo que reduce notablemente el tiempo de espera. Si el cliente dispone de una toma de 7 kW, la carga completa se obtiene tras 12,75 horas.  

Galería: Jaguar I-PACE 2020

El otro punto donde el modelo británico experimenta un interesante cambio es en el sistema de infoentretenimiento. Denominado Pivi Pro, es el primer Jaguar que lo emplea. Su manejo, a través de una pantalla de 10,0 pulgadas, es tan intuitivo como el de un smartphone y, por supuesto, ofrece información útil, como la estación de carga más cercana, además del coste y el tiempo de parada para tener lista la batería.

No abandonamos el ámbito de la conectividad, pues el Jaguar I-PACE 2020 integra una doble SIM con conexión 4G, para estar vinculados con el mundo exterior. También ofrece la carga inalámbrica para dispositivos móviles, así como Bluetooth para dos teléfonos y la aplicación Spotify.

La seguridad al volante se amplía con un sistema de visión periférica, a través de una nueva cámara Surround 3D y con el retrovisor interior con tecnología ClearSight. Este avance permite al conductor ver la imagen que proporciona una cámara anclada en la antena. De este modo, aunque detrás viajen tres personas, la visión trasera no queda comprometida. Para seleccionar la imagen de la cámara, basta con apretar un pequeño pulsador. 

Jaguar también ha trabajado en ampliar el bienestar de los pasajeros. ¿Cómo? A través de la ionización del aire del habitáculo, un proceso que el propio coche puede realizar durante la carga, antes de empezar un viaje. 

Jaguar I-PACE 2020

El nuevo sistema de sonido opcional es de la marca Meridian, cuenta con dos altavoces adicionales en el techo, sumando un total de 16, más un subwoofer, para lograr una gran calidad de audio.

En el apartado estético, se estrena el acabado Atlas Chrome en el tramado de la parrilla, mientras que el nuevo Bright Pack realza el carácter Premium del coche. Este paquete integra inserciones en la tonalidad Atlas Grey y el marco de las ventanillas en Satin Chrome. Además, la nueva paleta de colores incluye los tonos Caldera Red, Portofino Blue y Eiger Grey.

Jaguar I-PACE 2020

La parte mecánica no varía. De este modo, el Jaguar I-PACE 2020 continúa montando un propulsor eléctrico en cada eje, de 200 CV, lo que genera una potencia combinada de 400 CV y 696 Nm. Estas cifras permiten una destacada aceleración de 0 a 100 km/h, cifrada en apenas 4,8 segundos. La autonomía en ciclo WLTP alcanza los 470 kilómetros.

Los precios del SUV británico oscilan entre 80.570 y 94.770 euros. La batería de 90 kWh dispone de una garantía oficial de ocho años o 160.000 kilómetros, lo que antes suceda.

Galería: Prueba Jaguar I-PACE EV400 AWD 2020