El modelo protagonista es el nuevo Huracán EVO RWD Spyder 2020.

Puede que, para mucha gente, coleccionar sellos no pase por ser una afición demasiado divertida o emocionante (yo no lo creo, ¡a mí me encanta!). Sin embargo, la tecnología y el mundo del automóvil se han unido para recuperar esta bonita actividad.

En este sentido, Lamborghini se ha asociado con Bitstamps, una aplicación de creación y colección de sellos digitales, que se puede descargar a través de Google Play Store y Apple App Store. En conjunto, han lanzado una serie que honra a 20 de los vehículos más emblemáticos de la firma italiana, recreados en formato digital.

Y qué mejor modelo para empezar la colección que el novedoso Lamborghini Huracán EVO RWD Spyder 2020. Hablamos de un modelo histórico, ya que supuso la primera novedad de la firma boloñesa, tras verse golpeada por la pandemia.

Galería: Lamborghini Huracán EVO RWD Spyder 2020

Para la ocasión, la última versión del superdeportivo italiano combina la carrocería descapotable (Spyder) con la propulsión trasera y el motor 5.2 V10, que anuncia 610 CV de potencia y 560 Nm de par máximo, a partir de 6.500 vueltas.

De este modo, no es de extrañar que el Lamborghini Huracán EVO RWD Spyder 2020 sea capaz de anunciar unas prestaciones sobresalientes, con una aceleración de 0 a 100 km/h cifrada en tan solo 3,5 segundos y una velocidad máxima de 324 km/h. Y todo, a cielo abierto...

Volviendo al tema filatélico, los sellos digitales adquiridos a través de Bitstamps tienen todas las cualidades de sus equivalentes físicos: se pueden comprar, coleccionar y vender, a través de la propia aplicación.

De hecho, una vez adquiridos, es posible ir completando un álbum digital, de cara a admirar la colección, así como ir buscando los distintos sellos que falten para completarla.

Si la idea te ha seducido, debemos avisarte de que no hay tiempo que perder, ya que solo se van a poner a la venta 20.000 ejemplares de este modelo tan especial, con la que arranca la conocida como The Automobili Lamborghini Collection. Desde luego, pocas veces fue más sencillo llevarse un 'toro' a casa...