El descapotable alemán, que ha sido preparado por Manhart, ofrece un sonido arrebatador.

Los BMW Z4 M, de la generación comercializada entre los años 2006 y 2008, están ganando peso y alcanzando un precio cada vez más cotizado en el mercado de vehículos de ocasión. La combinación de su potente motor 3.2 de seis cilindros en línea, junto con su peso contenido, aseguran al descapotable de la firma bávara unas prestaciones y un dinamismo por encima de la media. 

Sin embargo, un preparador de la entidad de Manhart Performance quería algo más, por lo que decidió sustituir el bloque original procedente del M3 (S54), por otro más grande: el V10 (S85) del BMW M5. Pero no contentos con eso, decidieron aumentar la cilindrada del motor, pasando de los 5,0 a los 5,8 litros. El resultado final fue un incremento de potencia hasta los 621 CV.

Galería: Manhart BMW Z4 M con motor V10

En este sentido, el canal de YouTube AutoTopNL ha grabado un vídeo en honor de este 'malvado' Z4. En las imágenes puedes ver una pequeña muestra de lo que es capaz el vehículo recorriendo carreteras holandesas. Eso sí, lo mejor es disfrutar del ronroneo de los diez cilindros en toda su escala de tonos.

Hablamos de un bloque desarrollado a partir de la experiencia obtenida en la Fórmula 1 por BMW, a principios de la década de 2000, y el sonido del motor está a la altura de los esperado.

Construido en aluminio, lo que aseguraba una buena ligereza, el corte de inyección alcanzaba las 8.250 rpm. Eso sí, la adaptación al vano motor del Z4 parece haberle añadido un sonido más estridente del que nos tenía acostumbrado en la berlina deportiva alemana.

Manhart BMW Z4 M con motor V10

Aunque el vídeo de AutoTopNL no muestra un exceso de 'alegrías con el acelerador', podemos advertir el brío del descapotable alemán con sus más de 600 CV de potencia. Asimismo, al margen de las mejoras mecánicas, el Z4 luce un aspecto diferente, marcado por los colores negro y dorado, una combinación bastante habitual en Manhart.

Manhart BMW Z4 M con motor V10

Las llantas de aleación de gran tamaño, el techo duro desmontable y el difusor trasero revisado añaden más puntos de atracción estética al descapotable bávaro. Por su parte, las ópticas principales continuar siendo las originales, al igual que la parrilla frontal.

Manhart BMW Z4 M con motor V10

Tampoco debemos pasar por alto que el motor V10 de los BMW M5 E60 siempre ha tenido fama de delicado, en términos de fiabilidad, aunque las prestaciones que alcanza y el atractivo sonido que es capaz de emitir deberían ser argumentos suficientes para los interesados. El mero hecho de poder escucharlo en persona tiene que ser algo excepcional, por no hablar de poder conducirlo descapotado, apreciando toda esa melodía de notas, interpretadas por el sistema de escape.

Resulta bastante complicado encontrar unidades a la venta de este Z4 moldeado por Manhart, pero suponemos que si nos centramos en el actual BMW Z4 (su primo oriental, el Toyota Supra, ya ha pasado por las manos del preparador) será cuestión de tiempo que los técnicos de la empresa alemana nos deleiten con alguna sorpresa. Solo es cuestión de esperar unos meses.

Fuente: AutoTopNL