El todocamino aterrizará en Noruega a finales de año.

Si hiciéramos una equivalencia con Tesla en China, el fabricante referencia de coches eléctricos en el país asiático es BYD Auto. De hecho, la compañía va a expandir su negocio por diferentes territorios, entre ellos Europa, a partir de los próximos meses. 

Para aterrizar en el Viejo Continente, la marca ha decidido lanzar un SUV, una decisión que parece muy acertada, habida cuenta de la alta demanda existente de este tipo de vehículos. Eso sí, el formato no es el mejor desde el punto de vista de la autonomía. Pros y contras...

Galería: BYD Tang EV600 2020

El primer país donde se introducirá el coche será Noruega, el mercado eléctrico más importante del continente, a finales de año. El vehículo en cuestión se llama BYD Tang EV600 2020 y se encuadra dentro de los SUV de gran tamaño, ya que declara 4,87 metros de longitud, 1,95 de anchura y 1,72 de altura.

El todocamino anuncia una autonomía de 520 kilómetros en ciclo NEDC, a partir de una gran batería de 82,8 kWh. La gama plantea versiones con uno o dos ejes motrices. En función de la escogida, el coche incorpora uno o dos motores, con 245 CV y 330 Nm cada uno.  

En cuanto a las prestaciones se refiere, el coche acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,4 segundos, que son 8,5 en el caso de la variante con tracción delantera. Por cierto, en el mejor caso, el tiempo de recarga del 80% de la batería se limita a 30 minutos.  

A pesar de su tamaño, el BYD Tang EV600 2020 no dispone de una tercera fila de asientos y no se ha hecho pública la capacidad del maletero. Como curiosidad, este coche también se comercializa con sistemas de propulsión híbrido e híbrido enchufable en China. 

BYD Tang EV600 2020

El SUV chino es un modelo avanzado también desde el punto de vista del equipamiento. No en vano, incorpora un sistema de visión periférica, faros con tecnología de tipo LED, sistema de infoentretenimiento de última generación o apertura y cierre eléctricos del portón. 

El precio del BYD Tang EV600 2020 para Noruega todavía es un misterio. En China, la versión 4x2 tiene un coste de acceso de 259.000 yuanes, algo menos de 34.000 euros. ¿Se mantendrá esa tarifa tan baja?