También te contamos qué otros fabricantes obtienen suculentos beneficios.

El coste de producir un superdeportivo es tan grande que muchas marcas renuncian a esta opción con el fin de ser rentables. Un ejemplo claro es Lexus con el LFA, ya que, a pesar de agotarse la producción de 500 unidades, a casi 400.000 euros cada una, la firma japonesa perdió dinero en el proyecto. 

Por lo tanto, no nos ha sorprendido nada encontrar solo un fabricante especializado en los vehículos de altas prestaciones dentro de la lista con los más rentables en 2019, según un análisis de CarIndustryAnalysis.

Galería: Ferrari Roma 2020

Lo que nos ha dejado boquiabiertos es que esa compañía es, de lejos, la más rentable. En efecto, Ferrari registró beneficios récord el año pasado, en particular gracias a un volumen de ventas superior al de ejercicios anteriores, pero también por un impresionante superávit por ejemplar.

Así, la marca del 'Cavallino Rampante' consiguió un margen positivo del 23,2% y obtuvo, de media, un beneficio de 86.369 euros en cada uno de los 10.131 vehículos vendidos en 2019.

Para entender esta cifra tan elevada, hay que mirar la rentabilidad por vehículo de las otras marcas. En el mejor de los casos, se acerca a 3.000 euros. Así le sucede a BMW, el segundo fabricante clasificado en esta lista, que debe vender 30 coche para alcanzar las ganancias generadas por un solo Ferrari. 

A pesar de esta brecha abismal, a la empresa de Múnich no le va nada mal, al igual que a Toyota y a Volvo, que tienen una rentabilidad por vehículo 44 y 45 veces menor que Ferrari, respectivamente.

Entre los fabricantes franceses, los vehículos del Grupo PSA son 65 veces menos rentables y los de Renault, 122. Más abajo en el ranking, se situaron Ford, 908 veces, y Nissan, 926, que muestran un margen positivo casi nulo.

Ferrari 488 Pista 2019

Ferrari es también la marca con el mayor incremento en el volumen de ventas, con un aumento del 10%, un porcentaje que iguala Volvo. Eso sí, en número de matriculaciones, Volkswagen y Toyota vendieron cada uno más de diez millones de coches el año pasado.

En líneas generales, los resultados de los fabricantes fueron bastante estables en 2019, pero cambiarán de forma sustancial en 2020, debido a la pandemia global que estamos sufriendo. Se avecinan tiempos muy complicados...

Fuente: CarIndustryAnalysis