No, el motor 2.5 TFSI no llegará al Golf R 2020.

Parece mentira cómo pasa el tiempo. Ya hace casi seis años que Volkswagen nos dejó con la boca abierta, en el marco del salón de Pekín. Allí, presentó el Golf R400, un prototipo que debía de servir de base para acabar desarrollando un Golf 7, con más de 400 CV de potencia.

Un modelo que, incluso, llegamos a ver rodando en algunas fotos espía. Sin embargo, tras los problemas que trajo consigo el 'Dieselgate', la compañía cambió el objetivo y empezó a mirar hacia los coches eléctricos, dándoles prioridad frente a proyectos como el del Golf R420 de producción.

Así que, por el momento, parece que habrá que conformarse con un tope de potencia de 333 CV, para el Volkswagen Golf R 2020. Aunque según se cuenta, la cosa podría haber sido distinta...

Galería: Volkswagen Golf R 2020, fotos espía

Según publican desde la edición de Motor1.com en Estados Unidos, haciéndose eco de una información de la revista holandesa Autovisie, la firma alemana tenía otros planes para su compacto estrella. En concreto, la adopción de un motor de cinco cilindros.

Y ahí fue donde se pusieron en contacto con Audi, para emplear el propulsor 2.5 TFSI, que siempre ha sido la mayor seña de identidad del Audi RS 3 Sportback. Algo a lo que se negaron, amablemente, los altos cargos de Ingolstadt.

El razonamiento detrás de esta decisión es fácil de adivinar: Audi Sport no quería que el Golf R se 'subiera a las barbas' del RS 3 Sportback, ya que el representante de Volkswagen hubiera acabado siendo más barato y había riesgo de que afectara a las ventas. Recordemos que en modelos 'no rivales', de empresas como KTM o Donkervoort, sí que se utiliza.

Parece que el segundo problema, apareció al tener que aumentar la producción del propulsor, que se lleva a cabo en la factoría húngara de Győr, donde también se fabrican las familias completas de modelos tan dispares como los A3, TT y Q3 (eso sí, todos sobre la plataforma MQB).

Según la misma fuente, citada por Autovisie, la creación del mencionado propulsor es muy laboriosa, lo que hace complicado aumentar los volúmenes en gran medida. Este apunte parece bastante lógico: en términos de ventas, no supone lo mismo el KTM X-Bow que un Golf R 'vitaminado', claro está.

Así que toca esperar. En verano asistiremos a la presentación del Golf R de 333 CV y nos armaremos de paciencia. Los rumores siguen apuntando a un Golf R Plus, con 400 CV, de cara a final de año. Y según vimos con el prototipo R400, el motor 2.0 TSI puede llegar a alcanzarlos...

Fuente: Autovisie, vía Motor1.com Global

Galería: Volkswagen Golf R 400 Concept